UE

Bruselas pide congruencia entre la política de Competencia y los intereses europeos

El comisario afirmó al presentar el estudio de la Comisión Europea sobre productividad. "queremos política de Competencia, pero también industrias competitivas", En él se advierte de que la UE no podrá cumplir con el objetivo acordado en Lisboa (marzo de 2000) de ser la economía más competitiva del mundo en 2010, con las tasas de crecimiento en productividad que consigue actualmente.

Al presentar el informe, Liikanen insistió especialmente en que las políticas de Competencia y las de Empresas "deben ser sinergéticas". "Tenemos el mismo objetivo, pero distintos mecanismos, y a veces distintos acentos", comentó.

En este sentido, subrayó que las fusiones de empresas "pueden generar crecimiento", por lo que, a la hora de analizar sus compatibilidad con las reglas de competencia, es necesario "ponderar" sus beneficios y sus posibles "efectos adversos" sobre el libre mercado. "La política de Competencia tiene que tener visión de futuro", apuntó

Además, afirmó que la mayor productividad de la economía estadounidense con respecto a la europea, se explica en parte por que "en Europa tenemos un control de las ayudas de Estado que no se da en Estados Unidos".

"Las ayudas de Estado no son siempre una solución, pero sí son especialmente importantes en I+D (Innovación + Desarrollo), en industria aerospacial, o en el capital riesgo,claves para aumentar nuestra competitividad", agregó y recordó que los Quince se han comprometido a destinar el 3% de su Producto Interior Bruto (PIB) a I+D. Para el comisario la UE debe "revisar y simplificar sus procedimientos administrativos" de control a las ayudas de Estado.

A preguntas de la prensa, el comisario finlandés negó que sus palabras fueran una crítica a la labor del comisario europeo de Competencia, Mario Monti, con el que aseguró estar de acuerdo "en el 99% de los casos". Fuentes comunitarias admitieron que esta es la primera vez que Liikaanen se refiere a la rigor de la políticas de competencias como un posible obstáculo para el crecimiento económico en Europa.

"En términos generales, yo creo en el libre mercado. Las distorsiones a la competencia crean dificultades. Pero hay que tener en cuenta cuestiones como la necesidad de invertir en innovación o en industria aerospacial militar para que acabe repercutiendo en el sector privado. La clave está en el equilibrio", resumió el comisario.