Compra

El SCH adquiere la financiera alemana AKB por 1.100 millones

El Santander Central Hispano se ha hecho con el 100% de la financiera alemana de vehículos AKB Holding mediante una ampliación de capital por un importe total de 1.100 millones de euros, según comunicó ayer el banco a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Con esta adquisición al grupo alemán Wehahn, el SCH refuerza su posición en el mercado alemán de financiación al consumo. Precisamente esta área de negocio es una de las principales apuestas que está potenciando el banco con el fin de crecer en el mercado europeo. Ya ha reforzado su presencia en Italia y aspira a entrar en Polonia.

La fusión de la recién adquirida AKB con la filial que ya posee en Alemania CC-Bank dará al banco una penetración en el mercado del 71%, según los datos de la entidad. Ambas formarán la primera entidad independiente de financiación de vehículos en Alemania.

AKB aportará al SCH 805.000 clientes y una cuota del 10,2% del mercado, además de una plataforma tecnológica avanzada que supondrá importantes ventajas para llevar a cabo la venta cruzada de productos. CC-Bank cuenta con un 3% del mercado y 1,22 millones de clientes en todas sus actividades, según los datos del pasado ejercicio.

Para ejecutar la opción de compra pactada en julio del año pasado, el SCH ha llevado a cabo una ampliación del 5,5% de su capital, como ya anunció en abril a la CNMV. En total, se han emitido 109,04 millones de nuevas acciones, con un valor nominal de 0,5 euros cada una.

La prima de emisión ha quedado fijada en 9,588 euros por título, más próximo al máximo de 12 euros que ya había anunciado el banco a la CNMV y lejos del mínimo de tres euros que se estableció. De esta forma, el capital social del banco pasa a estar representado por 4.768 millones de acciones, de 0,5 euros de valor nominal cada una.

Beneficio de 175 millones

Las previsiones del SCH para la nueva compañía fusionada CC Bank-AKB son alcanzar este año un beneficio antes de impuestos y extraordinarios de 175 millones de euros. AKB obtuvo el año pasado un beneficio neto de 58 millones de euros, que se destinó a reservas. El banco integrará a AKB en sus cuentas consolidadas con fecha de 1 de enero de 2002.

Tras esta adquisición, el banco cuenta con 4,3 millones de clientes en Europa, donde está presente, además de en Alemania, en Portugal, Italia, Austria, Hungría, República Checa y Polonia. La franquicia europea del SCH tuvo un beneficio bruto de 155 millones de euros el año pasado.