Crisis financiera

El FMI exige a Argentina unificar el déficit federal y el provincial

Esta condición fue aceptada por las autoridades argentinas y supone reducir este año gastos por unos 2.435 millones de euros.

Pero algunas provincias reclamaron al FMI que tenga en cuenta el coste social del ajuste y además reclaman deudas al gobierno federal por el reparto de ingresos tributarios.

La presentación de un presupuesto nacional que incluya las metas de reducción del déficit de todo el sector público argentino es una antigua reclamación del organismo financiero, con el que el gobierno de Eduardo Duhalde aspira a firmar un acuerdo en mayo próximo.

El FMI exige que este año las cuentas de todo el sector público, antes del pago de deudas, deje un resultado favorable (superávit primario) de entre 1.623 y 1.826 millones de euros.

El año pasado, el Tesoro federal tuvo un superávit primario de 588 millones de euros mientras que las provincias tuvieron un "rojo" de 1.339 millones de euros.

El asunto fue analizado durante reuniones que el ministro argentino de Economía, Jorge Remes Lenicov, mantuvo ayer, jueves, con sus pares provinciales, algunos de los cuales se entrevistaron con los técnicos enviados por el FMI a Buenos Aires para analizar las cuentas públicas de este país.