Autonomías

Montoro ve inviable que las comunidades con superávit compensen a las deficitarias

El Gobierno considera 'inviable políticamente' que las comunidades autónomas puedan llegar a un acuerdo para que el superávit fiscal de unas compense el déficit de otras. Así lo expresó ayer el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, pocas horas antes de la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF).

Está previsto que este órgano mixto, formado por representantes de la Administración central y los Gobiernos regionales, fije hoy los objetivos de equilibrio de cada autonomía. En teoría, es posible técnicamente que unas compensen a las otras siempre que la cifra global -que es el compromiso adquirido ante Bruselas- suponga el equilibrio presupuestario, pero para ello es necesario un acuerdo político de todas.

'Esto es francamente inviable, por lo que lo normal que salga adelante una propuesta de equilibrio fiscal para todas y cada una de ellas', dijo. En el último CPFF, celebrado en marzo, las comunidades se comprometieron a mantener el equilibrio, en su conjunto, en el trienio 2003-2005. Mientras tanto, las comunidades autónomas siguen haciendo pública la ejecución presupuestaria del pasado año.

La última de ellas fue ayer Cataluña. La Generalitat cerró 2001 con un superávit de 7,6 millones de euros (1.264 millones de pesetas), ligeramente superior al previsto inicialmente (370 millones de pesetas). El Gobierno catalán consigue así, por primera vez el déficit cero, a pesar de la caída que experimentaron los ingresos por IRPF y patrimonio. La Generalitat recaudó 1,36 millones de euros (226.000 millones de pesetas) en concepto del 15% del IRPF que tiene cedido, frente a 1,41 millones de euros previstos inicialmente. Una modificación en la normativa que regula el impuesto sobre el patrimonio hizo caer asimismo la recaudación por este concepto, de 258 a 240 millones de pesetas.

Lo que sigue aumentando es la deuda. El endeudamiento catalán aumentó un 2,47%, situándose en 9,470 millones de euros, aunque su peso se redujo al 7,9% si se mide en términos de PIB.