Nueva Economía

NTL deja de pagar los intereses de su deuda de 13.200 millones

La mayor compañía británica de televisión por cable, NTL, anunció ayer que retenía 74,2 millones de dólares (85 millones de euros) pertenecientes a los intereses que debía pagar por su deuda emitida para intentar salir de la delicada situación financiera por la que atraviesa. La compañía posee ahora un plazo de 30 días para hacer efectivo el pago, aunque pocos confían en esta posibilidad.

Si NTL no cumple con el pago de los intereses, el mercado estaría ante el incumplimiento más grande de la historia, incluso superior al de Enron. NTL emitió bonos por valor de 11.500 millones de dólares (13.200 millones de euros), mientras la deuda vendida por la eléctrica estadounidense era de 11.400 millones de euros.

La británica tratará en las próximas semanas de convencer a los tomadores de bonos que intercambien su deuda por acciones de la compañía. En el misma tesitura está la holandesa United Pan Europe NV, segundo proveedor de televisión por cable de Europa, que el pasado mes incumplió el pago de intereses de sus bonos. La compañía dijo ayer que la pérdida bruta se redujo a la mitad en 2001, pero que aún tardará varias semanas en presentar los resultados.

Algunos analistas sostenían ayer que la quiebra de NTl está cantada, mientras que otros apuntaban que la decisión de la británica podría esconder un acuerdo de intercambio de acciones por deuda con sus acreedores, lo que salvaría a la compañía. El anuncio ha dejado a las acciones de NTL casi sin valor.