Huelga

El transporte urbano de Madrid sigue en conflicto

La patronal del transporte urbano y discrecional de Madrid y los sindicatos CC OO, UGT y USO no lograron ayer alcanzar un acuerdo laboral que impida la huelga anunciada para los días 8 y 9 de abril, que pasaría a ser indefinida a partir del 10. El representante de UGT, Emilio Cardero, declaró que el acuerdo no se había logrado porque los portavoces de la patronal (Asintra y Fenenbús) acudieron 'sin ofertas nuevas y sólo han traído la pura legalidad del convenio'.

Rafael Barbadillo, de Asintra, advirtió que 'si no adoptan una postura más abierta y flexible, acabaremos rompiendo las negociaciones'.

Barbadillo dijo haber emplazado a los sindicatos a un nuevo encuentro mañana en para negociar los servicios mínimos para las jornadas de paro, pero el portavoz de UGT señaló que 'es una tontería negociar con la patronal los mínimos cuando ellos proponen el 90% del servicio' mientras que los sindicatos ofrecen el 30%. Los sindicatos piden que se acorte la jornada laboral y se incrementen los sueldos.