Nueva Economía

Las firmas calificadoras cuestionan la solvencia de Deutsche Telekom

El martes fue Moody's quien anunció que colocaba la calificación de la teleco alemana en revisión para una posible baja. Ayer Standard & Poor's (S&P) hizo lo propio y situó a Deutsche Telekom (actualmente en A-) en perspectiva negativa. Según esta última firma, el veto del Gobierno alemán a la venta de los activos de cable de Deutsche Telekom hace muy difícil que la operadora de telecomunicaciones pueda avanzar de forma exitosa en sus planes de reducción de deuda, por lo que será muy difícil que la compañía mantenga su actual calificación de solvencia financiera.

A las dos firmas de calificación crediticia no les ha gustado nada que las autoridades alemanas de la competencia vetaran el proyecto de venta del 65% de las redes de cable de Deutsche Telekom al grupo estadounidense Liberty Media, una operación que podía haber aportado a la operadora germana 5.500 millones de euros. La deuda de Deutsche Telekom asciende a 65.000 millones de euros y este año se había comprometido a rebajar en 15.000 millones de euros la carga de sus obligaciones.

Si finalmente Moody's y S&P recortan la calificación de la operadora, ésta deberá aumentar los intereses que ofrece por su deuda para hacerla atractiva, lo que tampoco beneficiará a la salud financiera de la compañía. Las firmas de calificación de riesgo también subrayan la posibilidad de que Deutsche Telekom abandone sus planes de sacar a Bolsa la filial de móviles T-Mobile.