_
_
_
_
_
Juguete

Dos directivos españoles compran la filial europea de Play by Play

La filial europea del grupo estadounidense de peluches Play by Play, con sede en Valencia, pasará en los próximos días a manos de sus dos máximos ejecutivos, Luis Benet y José Ramos, después de un pésimo ejercicio de la empresa matriz, que deseaba desinvertir a toda costa. Un fondo de capital riesgo entrará en la operación, que costará 2,3 millones de euros.

Play by Play Europe será española al 100% en los próximos días. La filial del grupo fabricante de muñecos de peluche será adquirida por sus dos directores generales, Luis Benet y José Ramos, por 2,3 millones de euros, aunque mantendrá el nombre y la actividad.

Play by Play es una de los principales fabricantes de peluches del mundo y su principal fuente de ingresos -también de gastos- proviene de las licencias. Según explicó ayer Luis Benet, la filial europea se había ido independizando de la matriz en los últimos años tanto en proveedores como en negociación de licencias.

El grupo estadounidense vive una profunda crisis desde 1999 que le podría llevar al cierre. En los primeros nueve meses del pasado ejercicio triplicó las pérdidas, hasta 22,7 millones de euros, y las ventas cayeron un 21%, hasta 97 millones. En sólo dos años, el precio de la acción ha pasado de tres dólares a 0,01.

En esta situación, el grupo quería vender activos y los directivos españoles vieron la oportunidad de salvar la filial europea, que en los últimos años se había reestructurado y, según Luis Benet, 'está preparada por si hay crisis'.

El directivo explicó que la empresa ahora es más flexible, con contratos a corto plazo y sin licencias que generen pérdidas, como ocurría con la de Warner. La plantilla es de sólo 29 personas, ya que los peluches se fabrican en China y se rellenan en Tuéjar (Valencia). La empresa espera volver a beneficios en el ejercicio que termina el próximo 31 de julio, después de las fuertes pérdidas de 2001, motivadas por los malos resultados de la licencia Digimon y por los costes de la reestructuración. Play by Play Europe ha reducido el capital 13,1 millones de euros, hasta 1,55 millones.

La compra de la filial europea ha venido precedida de la venta, por parte de esta empresa, de la filial en el Reino Unido por 1,15 millones de euros. La adquirieron hace tres semanas directivos de allí, que cambiarán el nombre de la sociedad y serán distribuidores de Play by Play Europe.

La compra de la empresa española se financiará mediante la entrada de una sociedad de capital riesgo, que podría ser Catalana d'Iniciatives, con la que ha contactado a través del BBVA, entidad que ha intermediado la compraventa, según Luis Benet. Esta sociedad tomará entre el 53% y el 60%, en función de que otros 12 directivos de la empresa acepten tomar el 7% que se les ha ofrecido.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_