Resultados

El volumen de negocio de AXA se redujo un 6,4% en 2001

La aseguradora AXA ha anunciado que su volumen de negocio cayó un 6,4% en 2001, hasta los 74.854 millones de euros.

Pero, a perímetro comparable, se trata de un aumento del 2,1% sobre 2000, según un comunicado de la compañía.

La facturación de los seguros de vida, ahorro y pensiones, que

representa el 65% del volumen de negocios consolidado de

AXA, bajó un 1,6% (a perímetro comparable) a 48.404

millones de euros al calificar de "difícil"

el entorno del año pasado.

Pero recalcó que en el cuarto trimestre de 2001 las ventas en

Estados Unidos se aceleraron, mientras que se confirmó el "fuerte

crecimiento" en Bélgica y en el Reino Unido.

En 2001, la facturación de seguros por daños, que representa un

21% del total, subió un 2,4%; la de gestión de

activos bajó un 1,6%, y la de seguros internacionales (un

8% del volumen de negocios global) se disparó al alza un 52,9%.

"Para los seguros internacionales, 2001 ha sido un año

excepcionalmente difícil, marcado por varios siniestros importantes,

en particular los atentados terroristas del 11 de septiembre en

Estados Unidos. Las primeras consecuencias visibles se traducen en

un aumento de las primas de reconstitución", que impulsan al alza el

volumen de negocios, señaló la compañía.

El presidente del directorio de AXA, Henri de Castries, indicó

que en 2002 el grupo se concentra en la aplicación de su estrategia

y confía "en el cumplimiento de nuestros objetivos de resultados de

explotación" este año.

De Castries subrayó que en 2001 quedaron de manifiesto las

"ventajas" de la diversidad geográfica y de actividades de AXA.

"En un año difícil" como lo ha sido 2001, "el crecimiento de

nuestro volumen de negocios es, sin duda, modesto, pero nuestra

estrategia empieza a dar sus primeros frutos", señaló, al recordar

el lanzamiento de productos "innovadores" en el sector de los

seguros de vida, ahorro y pensiones en varios países.

Indicó que en el sector de seguros por daños las diversas

entidades del grupo consiguieron iniciar etapas "esenciales en la

mejora de su rentabilidad" gracias a "continuas" alzas de tarifas,

una "mejor selección" de los riesgos y medidas de limpieza de

cartera.