Nueva York

Wall Street cierra con tendencias mixtas y el Dow Jones supera 10.000 puntos

La bolsa de Nueva York cerró hoy con tendencias mixtas, con el Dow Jones por encima de los 10.000 puntos, pero con una baja de las acciones tecnológicas del Nasdaq, en una jornada marcada por la investigación de la bancarrota de Enron.

El mercado siguió durante buena parte de la sesión con mucha atención el testimonio de la vicepresidente de Enron, Sherron Watkins, quien advirtió de los problemas financieros que enfrentaba la empresa a raíz de sus fraudulentas prácticas contables. Según cifras disponibles a las 16.30 hora local (21.30 GMT), el promedio Dow Jones de Industriales ganó 12,32 puntos (un 0,12 %) para situarse en las 10.001,99 unidades, tras subir ayer 125 unidades. Con esto el Dow Jones cerró por encima de la cota de los 10.000 puntos, por primera vez en cinco semanas. Pero el mercado Nasdaq, donde cotizan las principales empresas del sector de la tecnología, perdió 15,78 puntos (o un 0,85 %) para alcanzar los 1.843,38 puntos después de subir 25 unidades ayer miércoles.

El S&P 500, que mide la variación de las acciones de las 500 empresas principales del país, perdió 2,03 puntos (o un 0,18 %) para situarse en las 1.116,48 unidades, cuando en la sesión anterior se apuntó 11 puntos. El NYSE, que mide la variación de todas las acciones que cambian de manos en la bolsa tradicional, retrocedió también 0,43 puntos (un 0,07 %), hasta los 575,66 puntos, tras ganar 4 puntos ayer. El volumen de negocios fue de 1.263 millones de acciones y de las empresas cuyos títulos cambiaron de manos, 1.471 subieron, 1.627 bajaron y 223 repetían.

En el mercado de bonos, los títulos del Tesoro a 10 años subieron de precio y su tasa, que se mueve en sentido opuesto al valor, bajó al 4,95 % desde el 4,99 % del cierre de ayer. En la mañana de hoy el Gobierno informó de que los estadounidenses que solicitaron las prestaciones del desempleo por primera vez durante la semana pasada se redujeron en 8.000 personas, hasta llegar a los 373.000, lo que marca la sexta semana consecutiva por debajo de los 400.000. Para los analistas esto es una buena señal, pues indica la estabilización del mercado laboral.

A esta noticia se sumaron los buenos resultados de algunas empresas como Hewlett-Packard y el fabricante de programas de ordenador Intuit. Sin embargo, cerca del cierre una baja en la demanda de acciones de algunos sectores particulares, como las firmas tecnológicas y las farmacéuticas, así como de algunas empresas financieras, terminaron por compensar las alzas y dirigir los mercados hacia las bajas.

En la tarde de hoy la atención de Wall Street se dirigió al testimonio de Watkins ante un comité del Congreso estadounidense, donde señaló que el año pasado había recibido información alarmante sobre la solidez de los estados financieros de la compañía, y que había comunicado sus temores al presidente de la firma, Kenneth Lay. Pero a juicio de Watkins, Lay fue engañado por otros altos ejecutivos de la empresa, y señaló que tenía dudas respecto a si Lay realmente entendía la gravedad del problema. Estas declaraciones inquietan a los inversores, que temen que otras empresas puedan tener problemas similares a los Enron y que la información esté siendo ocultada.