Los argentinos realizarán hoy el séptimo 'cacerolazo' contra los nueve miembros del Supremo

Mientras se prepara para esta tarde el séptimo 'cacerolazo' contra los nueve miembros de la Corte Suprema argentina, que desde la semana pasada están siendo sometidos a juicio político por mal desempeño de sus funciones, uno de los jueces del máximo tribunal del país, Gustavo Bossert, recibió la solidaridad de un grupo de constitucionalistas, jueces e intelectuales argentinos.

En una solicitada (espacio informativo para cuya publicación se paga) divulgada hoy en el diario 'La Nación', escritores, abogados y magistrados de reconocida trayectoria expresaron que Bossert, aparte de su brillante trayectoria como profesor universitario y de ser autor de obras jurídicas y también literarias, "ha demostrado con sus votos en las sentencias y en su actuación pública ser un ejemplo de magistrado independiente, ilustrado y probo".

Entre los más de 50 firmantes figuran el constitucionalista Germán Bidart Campos, el ex fiscal federal que intervino en el juicio a las Juntas Militares Julio Strassera, el escritor Marcos Aguinis y el humorista Juan Carlos Colombres (Landrú), entre otros.

Bossert es el magistrado menos cuestionado por la sociedad y los legisladores que impulsan el juicio político de la Corte Suprema, ya que votó en disidencia en casi todos los casos controvertidos. Sin embargo, sería el único miembro del máximo tribunal de Justicia del país que estaría analizando renunciar a su cargo, según informaron fuentes judiciales.

La diputada Elisa Carrió (Alternativa por una República de Iguales), que integra la Comisión de Juicio Político y es una de las legisladoras que más cuestionó al Supremo argentino en los últimos años, también salió hoy en defensa de Bossert, al considerar que "es un juez decente y, en general, son los decentes los que primero quieren renunciar".

"El proceso de enjuiciamiento (sustitución) está abierto para todos, pero luego se verá si hay cargos para hacerle a los nueve jueces o solo a algunos", declaró Carrió a los periodistas en el Congreso.

Como ocurre cada jueves desde que comenzó el año, alrededor de las 17.00, hora local, miles de argentinos volverán a protagonizar frente al Palacio de Tribunales un nuevo 'cacerolazo' en demanda de la renuncia o remoción de todos los miembros del Supremo argentino.