La Bolsa de Brasil recibe con caídas el retraso de la apertura en los mercados argentinos

El índice Bovespa de la Bolsa paulista cedía ayer el 1,5% a media sesión.

Mal sentó en Brasil la decisión del Gobierno argentino de retrasar una jornada más el mercado de cambios y la apertura de la Bolsa de Buenos Aires, cerrada desde el pasado viernes, 4 de enero. Operadores del mercado de São Paulo señalaban ayer que el clima de incertidumbre en Argentina empieza a hacer mella en los inversores brasileños.

El índice Bovespa de la Bolsa paulista cedía ayer el 1,5% a media sesión, su segunda caída consecutiva, lo que ha originado que el índice pierda casi todo lo que había ganado en la primera semana del año. Expertos consultados por Reuters apuntaban ayer que en las últimas tres sesiones el volumen en el mercado brasileño ha caído de forma significativa.

Otros, sin embargo, sostenían que los retrocesos de las últimas sesiones son una simple toma de beneficios, ya que al Bovespa ha ganado un 30% en los últimos dos meses. Entre los analistas sigue primando la teoría de que la crisis argentina no contagiará a Brasil, cuyas cuentas nacionales son mucho más saludables. Aunque ya hay quien predice que si en la reapertura del mercado cambiario en Argentina el peso cae mucho más de lo esperado, Brasil no podrá evitar que su moneda también se debilite y suban los tipos de interés.