epigrafe

La crisis argentina afecta a las empresas de juguetes y turrón

La devaluación del peso argentino provocará una caída de las exportaciones de los sectores del turrón y el juguete hacia este país iberoamericano, según aseguraran fuentes empresariales de estos dos importantes sectores de la economía alicantina, que consideran prematuro concretar las estimaciones de las pérdidas.

El presidente del Consejo Regulador de las Denominaciones Específicas Jijona y Turrón de Alicante, José Enrique Garrigós, dice que "la reducción de las ventas a Argentina será enorme", ya que este país es el segundo mercado mundial que consume este tipo de productos.

El cambio de paridad del peso respecto al dólar podría ocasionar una reducción del 25% de la exportación de tortas y turrones de Alicante y Jijona a Argentina, con lo que "las 300 toneladas de estos productos que se vendieron en el año 2000 se verán minimizadas drásticamente", afirma Garrigós.

Otro de los sectores alicantinos afectados por la devaluación del peso argentino es el del juguete, pues, según indica el responsable del departamento de Exteriores de la Asociación Española de Industrias del Juguete, Pere Martínez, "Argentina es un potente consumidor" de los productos de este ramo.

"La industria del juguete quiere ser cauta y observar los informes de los comisarios argentinos que acuden estos días a la feria del juguete de Hong Kong para evaluar las pérdidas y las medidas que se deberán adoptar", explica Martínez.

Las ventas caen un 25%

Argentina ha disminuido en los últimos años el consumo de juguetes españoles por la precariedad de su economía. Entre enero y septiembre de 2001 las ventas a este mercado fueron de 3,89 millones de euros, lo que representa un descenso del 25,3% respecto al mismo periodo del año anterior.

Por su parte, el sector del calzado no prevé adoptar medida alguna por la devaluación del peso, pues "el nivel de ventas de zapatos en aquel país es irrelevante", según el director comercial de la Federación de Industrias del Calzado Español (FICE), Javier García Liño. "Hasta septiembre de 2000 se exportó a Argentina en calzado menos de 60.000 pares sobre una venta total que superó los 150 millones de pares", afirma García Liño.