DEVALUACIâN DEL PESO

Las petroleras frenan el nuevo impuesto, pero deberán desembolsar 1.570 millones

El anunciado impuesto sobre las exportaciones de petróleo, que habría afectado sobre todo a Repsol YPF, era descartado ayer por el Gobierno argentino y las petroleras, que aproximaron posiciones para sustituir ese tributo por una aportación extraordinaria del sector al Estado para superar la crisis.

En una reunión entre el presidente argentino, Eduardo Duhalde, gobernadores de provincias productoras de petróleo y empresarios del sector se perfiló que la contribución del sector petrolero alcanzaría 1.400 millones de dólares (unos 1.570 millones de euros), según confirmó el gobernador de la sureña provincia de Chubut, José Luis Lizurume. "La propuesta surgió del presidente", dijo Lizurume, contradiciendo las informaciones que la atribuían a Repsol y Panamerican Energy (controlada por BP).

Fuera la propuesta del presidente o de las empresas, lo cierto es que las partes no estarían muy lejos de un acuerdo. El sector petrolero prefiere pagar de una vez su contribución al país en vez de aplicar una tasa del 20% a las exportaciones de petróleo, porque lógicamente éstas se resentirían. Y el Gobierno argentino, necesitado urgentemente de liquidez, prefiere recibir pronto esa inyección de fondos de las petroleras a introducir un nuevo impuesto que no recaudaría más de 600 millones de dólares al año.

Tono conciliador

Tras los distintos contactos, formales e informales, entre empresas y autoridades, de los últimos tres días, las multinacionales españolas optaron por un discurso conciliador. Un portavoz de Telefónica dijo que la compañía quiere ayudar en la superación de la actual crisis. "Estamos dispuestos a colaborar con el Gobierno argentino", afirmó.

Las empresas españolas con intereses en Argentina son acusadas en aquel país de actuar como un grupo de presión. Ayer la crítica llegó desde el Gobierno. "No es justificable la postura que hoy se toma desde España. Toda esa energía que se gastaba en lobby hay que ponerla en salir adelante con este plan", dijo el ministro de la Producción, José Ignacio de Mendiguren.