epigrafe

La crisis obliga a la banca a dotar provisiones muy elevadas

Los dos grandes bancos españoles (Santander Central Hispano y BBVA) y la mayor de las aseguradoras del país, Corporación Mapfre, han invertido un total de 26.774 millones de euros en Latinoamérica, unos 4,5 billones de pesetas. Los bancos han repetido que están preparados para todo, incluso para soportar dos años sin beneficios en Argentina. En la actualidad, Argentina supone el 4% de los ingresos del SCH y un 6% de los del BBVA.

Entre ellos, el mayor inversor es la entidad presidida por Emilio Botín, que ha gastado en el subcontinente 15.961 millones de euros (2,6 billones de pesetas), el 34,9% de su capitalización bursátil. Para el banco, de la región latinoamericana depende más del 60% del beneficio neto previsto para finales de este ejercicio. El Santander posee el Banco Río en Argentina, además de fuertes intereses en fondos de pensiones.

El banco se ha visto recientemente en dificultades. El pasado miércoles, el Santander llevó a cabo su primer canje de deuda en Argentina, operación que le costó 40.600 millones de pesetas al banco. En septiembre, el Santander provisionó 750 millones de euros (que llegarán a 1.000 en diciembre) para hacer frente a insolvencias, como las provenientes de Argentina. La entidad ha perdido este año un 19% de su valor en Bolsa.

Más provisiones en el BBVA

Un poco más atrás está el BBVA, que ha invertido 10.353 millones de euros (1,7 billones de pesetas), lo que equivale, según datos facilitados por la unidad de inversión del Santander Central Hispano, a un 28,9% de sus capital en Bolsa. La entidad posee el Banco Francés en Argentina.

Para este año tiene previsto obtener más del 30% de su beneficio de Latinoamérica. Pero el BBVA, que ha acudido al canje de deuda del Gobierno argentino, tampoco las tiene todas consigo y, como el Santander, no ha terminado de calibrar la repercusión real que puede tener la crisis económica en Argentina. Como su gran rival, el BBVA ha llevado a cabo una provisión de 200 millones de euros, que llegarán a 400 millones hasta finales de este año. La acción del banco presidido por Francisco González se ha depreciado un 12% en lo que va de ejercicio.

La aseguradora Mapfre, presente por su parte en ocho países de la zona, ha llevado a cabo una inversión de 460 millones de euros (76.538 millones de pesetas), que supone el 42% de su capitalización.