El Gobierno dará poderes de inspección fiscal a los gestores

La Ley de Acompañamiento para 2002 ampliará las funciones de los órganos de gestión de Hacienda para que en las comprobaciones abreviadas puedan pedir con carácter discrecional datos fiscales a los contribuyentes. Hasta la fecha, esta posibilidad se restringe a los órganos de inspección, por lo que así se refuerza el control sobre los contribuyentes.

La Ley de Acompañamiento para 2002 introducirá un cambio en la Ley General Tributaria cuyo efecto más inmediato será dejar a la discreción de los órganos gestores de Hacienda la petición de los libros fiscales de los contribuyentes.

Hasta la fecha, cuando un contribuyente está inmerso en una comprobación abreviada, sólo debe entregar la documentación necesaria que permita a los órganos de gestión comprobar la veracidad de sus declaraciones.

Si prospera la modificación propuesta por la Ley de Acompañamiento para 2002, los gestores de Hacienda tendrán capacidad para ampliar esta petición de datos al hacer uso del poder discrecional que para ello la ley les otorga. Así, por ejemplo, si un empresario o un profesional solicita una serie de devoluciones, es posible que la gestión de Hacienda le llame para que acredite tales devoluciones. Con la modificación pretendida podrían pedirle que entregase cuanta documentación consideren pertinente.

Según los expertos fiscales esta nueva atribución de facultades casi inspectoras a los órganos de gestión, unida a la escasa reglamentación de su actividad, podría poner en difícil situación la seguridad jurídica de los contribuyentes, ya que propicia intrusiones en su esfera particular sin la existencia de una reglas precisas que la delimiten. Además, destacan que para intervenciones de mayor precisión está la inspección de Hacienda, cuyo régimen de actuación está mejor acotado.

Este cambio a la Ley General Tributaria llega un momento peculiar. Por un lado, el Gobierno está ultimando sus propuestas de reforma total de la Ley General Tributaria. En este sentido, si salen adelante las indicaciones formuladas por el comité de expertos para la reforma de esta ley, dejará de sancionarse al contribuyente que no aporte datos en el curso de una investigación.

Por otro lado, el director de la Agencia Tributaria, Salvador Ruiz Gallud, ya ha anunciado que en breve estará la creación del cuerpo técnico de Hacienda que regule las funciones de los funcionarios del cuerpo de gestión.