epigrafe

Urbaser reclama más incineradoras para reducir el volumen de vertidos

Alfonso Maíllo, director técnico de Urbaser -filial de Dragados Servicios- calcula en cinco billones de pesetas el valor actual del mercado de la gestión de la basura en Europa. En España el mercado se desarrollará en cuanto entre en vigor el proyecto de ley que controlará el vertido de residuos sólidos urbanos y que, en cualquier caso, ya excede el plazo que marca la directiva comunitaria de 1999. La selección y tratamiento de estos residuos supone un negocio para Urbaser de 25.790 millones de pesetas (155 millones de euros), el 63% de la facturación de Dragados Servicios.

Por las 31 plantas que Urbaser tiene en España pasan más de tres toneladas de basura al año, lo que supone un 18% de los 18 millones de toneladas de residuos sólidos urbanos que se generan en nuestro país, según datos de la empresa. Alfonso Maíllo afirma que a los ayuntamientos españoles el servicio de recogida y gestión de la basura les cuesta unas 20 pesetas el kilo. En Alemania, país de referencia al respecto, el precio se duplica.

Alfonso Maíllo incide en la poca atención que ha merecido siempre el tratamiento de la basura, "aunque algo hemos avanzado" -bromea- "porque cuando empezamos (en 1984) nos llamaban basureros y hoy somos gestores de residuos".

Sobre la necesidad de mejorar en España, ilustra con ejemplo de su experiencia en su planta Ecoparc I, inaugurada el mes pasado en la Zona Franca del Puerto de Barcelona y por la que pasarán 325.000 toneladas de residuos al año hasta 2011: "El 65% del volumen de basura que entra en este Ecoparque va a parar a vertedero. Bueno, eso dicen, aunque no sé a cuál se lo llevan, porque aquí no hay. Sólo es posible aprovechar como material de compostaje poco más del 30% de la basura orgánica, mientras que otro 6% o 7% son materiales plásticos, metálicos, textiles o de papel que se destinan a incineración para su valorización energética". La media europea de residuos que se destinan a vertedero se reduce a un 30% sobre el total de residuos generados.

Urbaser pretende estimular la incineración en España, porque es la única vía que permite crecer más, puesto que 10 comunidades autónomas no tienen actualmente infraestructuras para la incineración de residuos y, como la Unión Europea ha abierto el plazo hasta 2006 para solicitar las ayudas para la remodelación de los vertederos, es previsible que se acometan importantes inversiones al respecto.

Un estadio de basura

Reducir el volumen de basura que se destina a vertedero es vital, porque, como explica Maíllo: "Sólo en Madrid se generan 3.600 toneladas diarias de basura. En un mes, se cubriría con ella un estadio como el Santiago Bernabéu. La técnica en los vertederos se reduce a aumentar la densidad para mejorar la capacidad del vaso, pero nada más". Las actuaciones de Urbaser ponen especial cuidado en la reducción del gas metano que desprende la basura, porque una sola tonelada equivale a 100 toneladas de dióxido de carbono.

Ahora Urbaser prepara su salto al exterior, con la próxima construcción -en una unión temporal de empresas- de una planta en el condado británico de Worcester, que dará servicio a unos 800.000 ciudadanos.