La banca gastará en tarjetas con memoria 60.000 millones

El paso de las tarjetas convencionales a las dotadas con con chip de memoria, le costará a la banca más de 60.000 millones de pesetas (360 millones de euros), según cálculos de la sociedad de medios de pago Europay International. Otro de los retos marcados para 2002 es el pago por móvil, que no llegará a los usuarios hasta el segundo semestre, medio año más tarde de lo previsto.

Sustituir los 45 millones de tarjetas tradicionales (de banda magnética) por las dotadas con memoria (con chip) tendrá un coste para las entidades financieras de más de 60.000 millones de pesetas (360 millones de euros), según los cálculos de la sociedad de medios de pago Europay International, que emite en Europa las tarjetas Mastercard y Maestro.

La mitad de este montante se destinará a renovar las tarjetas y personalizar la información que llevará el chip. æpermil;ste permitirá que la tarjeta tenga las funciones de crédito, débito, monedero, acceso a información universitaria para estudiantes y puntos de programas de fidelización. Son los objetivos para el próximo año, según explicó Esteban Martín, director de nuevas tecnologías de Europay.

Renovar los 600.000 terminales de comercios y los 45.000 cajeros costará otros 30.000 millones de pesetas (180 millones de euros).

Europay lanzará las primeras tarjetas con chip en 2003. Su competidor, Visa, ha anunciado que lo hará en primavera del próximo año. En 2005 todos los dispositivos tendrán chip.

Otro de los retos para el próximo año es el pago por móvil, que no llegará a los usuarios hasta el segundo semestre. Mobipay, la plataforma de pago por móvil que engloba al 80% de las entidades financieras, los operadores de telefonía móvil y las redes de medios de pago, ha decidido alargar el primer plazo que se había fijado para principios del próximo año. La razón: las entidades financieras, con el 48% del capital, tienen una urgencia mayor: el euro. Ni siquiera han abordado el estudio de una estrategia comercial para este tipo de pagos.

La tecnología aún no es definitiva, pero ya se prueba un sistema en el centro comercial madrileño de La Moraleja por el que el usuario acepta la compra introduciendo un número PIN en el móvil.

 

Europay acorta distancias con Visa

La sociedad de medios de pago Europay, que tiene la franquicia en Europa para las tarjetas Maestro y Mastercard, crece por encima del 27% en España, tanto en número de tarjetas de crédito (9,71 millones) y de volumen de pagos (2,85 billones de pesetas, 17.141 millones de euros), según los datos a septiembre.

Con 20,1 millones de tarjetas emitidas, Europay asegura tener una cuota del 42,1% en el total de tarjetas y del 43,8% en crédito, frente al 57,9% del total y el 56,2% que atribuye a su competidor Visa. Los porcentajes no coinciden. Hace algo más de un mes Visa afirmaba contar con casi el 90% del mercado de tarjetas de crédito. Aún no ha dado las cifras del tercer trimestre.

En cualquier caso, Europay ha acortado distancias con su rival desde 1996, año en que Visa acaparaba el 98% del mercado.

Además, su crecimiento de más del 27% en crédito, tradicional feudo de Visa, es mayor que el de su competidor, que crece a un ritmo de en torno al 9%.

En Europa, Europay cuenta con 291 millones de tarjetas, con una cuota del 59%, y en débito, del 71%.