_
_
_
_
_

Transportistas y agricultores preparan movilizaciones por la tasa de la gasolina

Los representantes de los distintos sectores afectados por el nuevo impuesto sobre los carburantes que integran la Plataforma Nacional de Consumidores Profesionales de Carburantes se reunirán mañana, día 28, para consensuar y concretar una "respuesta contundente" a esta nueva tasa.

Forman parte de la Plataforma Nacional de Consumidores profesionales de Carburantes las organizaciones profesionales de los transportistas Fenadismer, Ucotrans y Uniatramc, entre otras, además de la Confederación del Taxi de España, las tres organizaciones de agricultores -UPA, Asaja y COAG- y representantes de otros sectores como el comercio o los subcontratistas de obra pública. La plataforma considera que el nuevo impuesto sobre los carburantes, que entrará en vigor en 2002, "ocasionará graves perjuicios a todos los consumidores y, especialmente, a los que utilizan el gasóleo para su actividad empresarial".

Además, denuncian que la nueva tasa supone un "manifiesto incumplimiento" de los acuerdos que el Gobierno suscribió con distintos sectores en octubre de 2000 para paliar las consecuencias de la revalorización que el crudo registró el pasado año por el que, según esta plataforma, el Ejecutivo se comprometía a mantener la fiscalidad de los hidrocarburos.

Por otra parte, CiU se desmarcó ayer de la propuesta del Gobierno de subir el precio de la gasolina en cuatro pesetas asegurando que se trata de una iniciativa "unilateral" del Ejecutivo y justificando su apoyo a la medida porque se transfiere el impuesto y su capacidad normativa y de gestión. En cualquier caso, la Generalitat "no tiene intención" de aplicar la parte impositiva que les corresponde, de 1,6 pesetas por litro, según anunció el futuro secretario general de CiU, Josep Antoni Duran Lleida.

Duran fue el encargado de defender la postura de la coalición nacionalista tras la reunión de su comité de enlace para insistir en que "reivindicar la cesión del impuesto no equivale a reclamar un aumento". Duran reiteró que "no se mezcle" la aspiración de CiU de conseguir la cesión del impuesto para Cataluña con "un acto unilateral" del Gobierno como incrementar un impuesto.

Duran anunció que la Generalitat buscará fórmulas para compensar los efectos que el incremento de cuatro pesetas en la gasolina puede tener sobre transportistas y taxistas y que les equiparen con sectores como la agricultura y la pesca.

Mientras tanto, el Grupo Popular presentó ayer en el Senado, vía enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado para 2002, el nuevo impuesto sobre hidrocarburos, la subida del 8% en el tributo que grava el alcohol y del 5,75% en el que grava la cerveza. El gravamen de una botella de whisky pasa de 343 pesetas a 370 pesetas. La caña de cerveza sube 0,15 pesetas. En la cerveza sin alcohol se mantiene el tipo cero actual, al igual que en el vino de mesa. Los productos intermedios (vinos que incorporan alcohol destilado como el vermut) suben también un 8%.

Más información

Archivado En

_
_