_
_
_
_
_

EDP y Cajastur estudian dar entrada a nuevos accionistas en Hidrocantábrico

La adquisición de un paquete adicional de Cantábrico a Ferroatlántica y a Baden-Württemberg por parte de Electricidade de Portugal (EDP) y Cajastur puede dar lugar a la entrada de otro u otros accionistas en el capital de la empresa asturiana, aunque en cualquier caso con un carácter netamente minoritario.

La compra a la empresa alemana, que en la actualidad negocian las citadas compañías, se llevaría a cabo a través de Adygesinval, controlada al 50% por Cajastur y por EDP, y que ahora es propietaria de casi el 20% de los títulos de Cantábrico.

Como Cajastur controla con independencia de -Ady-gesinval otro 15% de la compañía asturiana, en caso que se logre un acuerdo con EnBW, se prevé que sea la empresa portuguesa la que tome mayor protagonismo en la operación. Y es que el aumento de la participación se materializaría por medio de una ampliación de capital de Adygesinval, que serviría además para que EDP tomase la mayoría de esa sociedad ahora paritaria.

Esta es, al menos, una de las posibilidades que ahora se estudia, según medios próximos a las negociaciones, que subrayan que dada la complejidad de la transacción se consideran varias alternativas.

El diseño anteriormente descrito tendría como ventaja no aumentar de forma significativa el riesgo de Cajastur en Cantábrico, aspecto que siempre es minuciosamente analizado por parte del Banco de España, aunque el paquete que se adquiriese a EnBW llegue al 20%.

Socios financieros

La compra de esa participación tendría un coste de 100.000 millones de pesetas, dado el precio que la eléctrica de Baden-Württemberg abonó en su oferta pública de adquisición (OPA). Según medios consultados, EnBW no quiere, además de perder la mayoría en Cantábrico, vender con minusvalías. Y más teniendo en cuenta el problema paralelo que tiene que resolver con su socio en la OPA, Juan Miguel Villar Mir, y que también se traducirá en el pago de elevadas compensaciones económicas.

Los nuevos socios de Ady-gesinval serían financieros y próximos a EDP, como podría ser el caso de la Caixa Geral de Depositos, entidad que ya tiene una significativa presencia en España. La posibilidad de dar entrada a otros accionistas está contemplada en el folleto de OPA que Ady-gesinval registró en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Además del reparto accionarial, EnBW, EDP y Cajastur mantienen conversaciones para llegar a un acuerdo sobre la gestión, aspecto en el que igualmente se manifiesta la complejidad del tema. Medios consultados estiman que Manuel Menéndez podría quedarse como presidente y ya no con carácter provisional.

Sin embargo, dada su vinculación con Cajastur y, como consecuencia, con EDP, la empresa portuguesa tendría menos fuerza para solicitar además un vicepresidente ejecutivo. Y la eléctrica que preside Francisco Sánchez ha tenido desde su entrada en Cantábrico vocación de estar presente de forma significativa en la gestión.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_