_
_
_
_

Descartada la venta de los medios de comunicación públicos

La adscripción de RTVE a la SEPI no afectará a la cuenta de resultados del holding público, al no tratarse de una empresa participada. Aunque la deuda del ente el próximo año ascenderá a 920.000 millones de pesetas (5.530 millones de euros), no falta quien reconoce que, a la vista de los resultados, ya se nota la mano del grupo que preside Ignacio Ruiz-Jarabo.

Fuentes de RTVE aseguran que "ya no se gestiona como antes. Desde que está la SEPI, pese a la mala situación del mercado publicitario, los ingresos han aumentado, levemente, pero han aumentado".

La decisión del Gobierno de encargar a la SEPI la gestión del ente responde, según la portavoz socialista Arantxa Mendizábal, "a la falta de capacidad para poder hacer otra cosa". Lo que resulta evidente es que su privatización queda descartada, en tanto la SEPI no tenga la propiedad de un ente que, regido por un estatuto, no es una sociedad mercantil. Aunque algunas fuentes consideran que la adscripción "es sólo el primer paso para una participación posterior de la SEPI, que permitiría titulizar la deuda de RTVE", por el momento, la intención del Gobierno es que el equipo de la SEPI ataje la sangría financiera del ente y aborde un plan de ajuste. "Los dos que se han presentado se resumen en ajustes de plantilla, porque un aumento sustancial de ingresos publicitarios o de las aportaciones del Estado son impensables", subrayan en RTVE.

Entre las nuevas empresas que han pasado desde Patrimonio a la SEPI se encuentra otro medio de comunicación público, la Agencia Efe. En este caso, también se ha descartado su venta y, según anunció su presidente, Miguel Ángel Gozalo, con el nuevo accionista "se nos abren las puertas para una futura colaboración con RTVE más dinámica y estable".

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_