SAP reduce su previsión de ingresos anuales tras perder un 11% en el tercer trimestre

Los resultados del tercer trimestre le han obligado a ello: el beneficio neto cayó un 11,4%, hasta 78 millones de euros (12.978 millones de pesetas), casi la mitad de los 151 millones de euros previstos.

Después de haberse resistido durante todo el año a la tendencia general de revisar las expectativas de ventas para el año, la alemana SAP -tercera compañía de soluciones informáticas del mundo, especializada en herramientas de gestión empresarial- rebajó ayer un 5% sus previsiones de crecimiento de los ingresos anuales, que hasta ahora se situaban en un 20%. Los resultados del tercer trimestre le han obligado a ello: el beneficio neto cayó un 11,4%, hasta 78 millones de euros (12.978 millones de pesetas), casi la mitad de los 151 millones de euros previstos.

Sin embargo, el director general de SAP España, José Duarte, compareció ayer ante los medios para aclarar que "el tercer trimestre no ha sido excelente, debido a las condiciones del mercado, pero ha sido bueno". Se apoyó en un crecimiento del 16% de los ingresos y del 18% en el flujo de caja operativo (Ebitda), hasta 235 millones de euros (39.101 millones de pesetas). Explicó que los resultados netos se vieron afectados por los costes de las últimas compras: la compañía californiana de herramientas para el diseño de portales Top Tier (por valor de 33.444 millones de pesetas) y el aumento de su participación en Commerce One -compañía estadounidense de soluciones para crear plataformas de comercio electrónico entre empresas (B2B)- hasta "algo más de un 20%", según especificó Duarte.

El pasado domingo, la revista alemana Focus publicó que Commerce One había anunciado un drástico recorte de empleo, que afecta al 46% de sus 1.300 trabajadores, lo que elevó el tono de los rumores sobre que SAP desea comprarla. Duarte se limitó a señalar que no disponía de información al respecto.

Los inversores castigaron ayer la acción, que arrastró consigo al índice Dax de Francfort. Las acciones de SAP perdían un 17% en la apertura bursátil, pero al cierre redujeron su caída al 11%. Duarte insistió en que "varias firmas de inversión, como Goldman Sachs, habían elevado sus recomendaciones sobre la acción". Eso fue el lunes. Pero ayer, Bear, Stearns & Co. y el Fortis Bank recomendaron reducir posiciones.