FRANQUICIAS

Las papelerías Carlin crean un centro piloto de formación continua

La cadena española de papelerías Carlin, que cuenta con un total de 265 establecimientos, ha puesto en marcha un centro de formación continua en el que los franquiciados podrán participar y sugerir cursos tanto para ellos como para el personal que trabaja en las tiendas.

El centro, que consta de dos aulas, se ha ubicado en una papelería de más de 300 metros cuadrados en el centro de Madrid. Según los responsables de la compañía, con esta iniciativa se pretende ofrecer a los franquiciados toda la asistencia que necesiten para mejorar la gestión y rentabilidad de su negocio.

Al franquiciado se le enseña a comprar, a tratar con los proveedores, a identificar cada producto y cada marca, se le instruye en sistemas de gestión de ventas, en contabilidad e informática, en cartelería, colocación de la mercancía, presentación del producto al público, etc. Además, a los teleoperadores (una gran parte de los establecimientos cuentan con un departamento de telemarketing y venta directa para empresas) se les imparten cursos para tratar con el cliente a través del teléfono.

Según Carmen Valero, responsable de formación, en el departamento hay 10 personas y en formación ya se han invertido unos 60 millones de pesetas (360.000 euros).

Carlin, que está presente en cuatro países (España, Portugal, Marruecos y Cuba) tiene previsto alcanzar los 400 establecimientos en 2005 y continuar con su plan de expansión internacional, ya que en el mercado español el crecimiento está limitado. Según José Luis Hernández, director general de Carlin, "cada vez será más difícil crecer en España porque queda menos territorio disponible. En la Comunidad de Madrid ya no aceptamos franquiciados para el modelo de ofimarket y para las hiperpapelerías hay pocas posibilidades". Las zonas con menos presencia son Cataluña y Andalucía.