Kataforesis invierte 560 millones en una nueva fábrica en Pamplona

La empresa burgalesa Kataforesis, fabricante de piezas y pintura para los sectores del automóvil y electrodomésticos, ha destinado 560 millones de pesetas (3,3 millones de euros) a la construcción de una nueva fábrica en el polígono Arazuri-Orcoyen, en las inmediaciones de Pamplona. La nueva fábrica, que prevé estar a pleno rendimiento en el primer trimestre de 2002, será la segunda del grupo castellano en Navarra, donde cuenta con la firma Recubrimientos Industriales (Recindsa). La planta, que supondrá la creación de 40 empleos, prevé unas ventas de 700 millones de pesetas (4,2 millones de euros) a partir de 2003. Kataforesis facturó 2.500 millones de pesetas (15,03 millones de euros) en 2000.