Grandes empresas dicen que los precios eléctricos amenazan su futuro

La asociación de empresas con gran consumo de energía (AEGE) considera que el retraso en la creación de un mercado único de la energía en Europa "pone en peligro la competitividad" de las compañías españolas, que no pueden comprar la electricidad al mismo precio que sus competidoras europeas.

Su presidente, Antonio Zabalza, señaló ayer que "no hay razones técnicas" para que las empresas españolas no paguen el mismo precio que las alemanas o las francesas y subrayó que esta diferencia "pone en peligro una parte del tejido industrial español".

Zabalza afirmó igualmente que la oferta eléctrica en España es "insuficiente" para cubrir "con holgura y seguridad" las puntas de consumo actual y, sobre todo, las futuras. Sobre este aspecto, el vicepresidente ejecutivo de AEGE, Javier Penacho, subrayó que el exceso de oferta es necesario "para que haya competencia" y adelantó que la punta de demanda eléctrica se ha incrementado este verano 2.000 megavatios respecto al año pasado. El presidente de la AEGE destacó que la falta de interconexiones eléctricas dificulta la creación de un mercado único europeo y agrava los problemas de oferta en el mercado español. Penacho admitió que aumentar la capacidad de las interconexiones con Francia desde 1.000 megavatios a 4.000 megavatios en los próximos cuatro años "supone un esfuerzo", pero precisó que harían falta unos 8.000 megavatios.

Zabalza indicó que el precio de referencia de la electricidad para las empresas españolas no debe ser el que establece el pool (mercado de generación), sino el que pagan los competidores europeos. Penacho explicó que en Alemania y Francia las empresas pagan unos 25 euros por megavatio, mientras que el precio en el pool español está en unos 35 euros por megavatio.

El presidente de la AEGE afirmó que en España "los grandes consumidores no tienen alternativa para elegir a sus suministradores". Sobre las tarifas para el ejercicio 2002, Zabalza dijo que "no hay motivos" para subirlas.