_
_
_
_
_

La mejora del déficit corriente se frenó en junio por la ralentización

La crisis del comercio internacional a causa de la desaceleración económica comienza a reflejarse en la balanza de pagos.

La mejora ininterrumpida del déficit por cuenta corriente se frenó en el mes de junio, a causa del deterioro de la balanza comercial en dicho mes. Según los datos publicados ayer por el Banco de España, en el primer semestre de este año el saldo corriente negativo disminuyó un 5,17% respecto al mismo periodo de 2000, situándose en 1,16 billones de pesetas. Sin embargo, en el mes de junio se multiplicó por 2,5 respecto a la cifra del año pasado.

La crisis del comercio internacional a causa de la desaceleración económica comienza a reflejarse en la balanza de pagos. Así, la balanza por cuenta corriente, que recoge los ingresos y pagos por los intercambios comerciales, de servicios, rentas y transferencias, registró un déficit por valor de 452.836 millones de pesetas en junio, lo que supone más de 2,5 veces el registrado en el mismo mes de 2000.

El deterioro de la balanza comercial es el principal culpable del saldo de junio, ayudado por el deterioro de las balanzas de rentas y transferencias, ya que el superávit de la balanza de servicios mejoró ligeramente. El déficit comercial se había reducido en los cuatro meses anteriores respecto a 2000, debido al estancamiento de las exportaciones de mercancías, que retrocedieron un 0,3%, mientras que las importaciones crecieron a una tasa del 8%. La balanza de servicios registró en junio un superávit de 2.473,2 millones de euros, frente a 2.389,9 millones en junio de 2000.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_