_
_
_
_
_

Anticorrupción constata que Pilar Giménez-Reyna invirtió 1.500 millones

El fiscal anticorrupción Luis López Sanz dispone de documentación que muestra que la presidenta de Gescartera, Pilar Giménez-Reyna, realizó en el año 1998 inversiones por importe de 1.500 millones de pesetas, según informaron a Efe fuentes jurídicas.

Gimenez-Reyna, que declaró ayer como imputada ante la Audiencia Nacional, negó tal extremo cuando el fiscal le mostró el documento, que no está incorporado a la causa, y aseguró que a su nombre sólo se realizaron inversiones por un importe de cinco millones de pesetas y no de 1.500 millones. La presidenta de Gescartera no descartó que hayan utilizado su nombre para realizar operaciones en Bolsa.

El documento es una liquidación de Hacienda, modelo 198, en el que figuran operaciones realizadas a través de Gescartera, la mayor parte de compra-venta de valores en la misma jornada, a nombre de Pilar Giménez-Reyna.

La interesada reconoció ayer a la juez Teresa Palacios que el pasado marzo acudió a un almuerzo en la sede de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), invitada por su presidenta, Pilar Valiente, en el que también estaba el entonces secretario de Estado de Hacienda, Enrique Giménez-Reyna.

La declarante explicó que Valiente utilizó este segundo encuentro para "aleccionarles" en el sentido de que, ya que la CNMV había confiado en el proyecto transformando Gescartera en agencia de valores, ellos debían de ser estrictos en el cumplimiento de la legalidad.

Giménez-Reyna aseguró que nunca sospechó que en Gescartera se moviera dinero negro, pero que, tras recapacitar y después de leer las informaciones publicadas tras saltar el caso a los medios de comunicación, cree que los clientes que invertían este tipo de dinero los llevaba Camacho personalmente.

Inversión de la ONCE

Giménez-Reyna negó a la juez su intervención para que la ONCE entrara como accionista de la agencia de valores.

Según su testimonio, el delegado de Gescartera en Valladolid, Javier Valenzuela, fue quien captó a la ONCE, ya que era amigo de José Manuel Pichel, que fue delegado de la organización de ciegos en la capital vallisoletana y, posteriormente, representante de la Fundación ONCE en la agencia de valores.

De los 18.000 millones de pesetas evaporados, alrededor de 500 pertenecían a la ONCE, pues aunque en un principio invirtió 1.000, pudo recuperar la mitad.

Entre los clientes que sí reconoció haber captado Giménez-Reyna figura la Fundación Caldeiro, que invirtió cerca de 160 millones de pesetas, y las Filipenses Misioneras de España, que depositaron 109 millones.

Por otra parte, el PP impuso ayer en la comisión de investigación que la semana que viene comparezcan todos los directivos de Gescartera, en contra del criterio del PSOE y del resto de los grupos de la oposición de la oposición que consideran prioritario escuchar a los ministros de Economía y Hacienda.

El Grupo Popular también impuso ayer que no declaren ante la misma ni el presidente andaluz, Manuel Chaves, ni el valenciano, Eduardo Zaplana.

Archivado En

_
_