PBC ofrece un plan de viabilidad de 2.000 millones para Río Tinto

Los trabajadores y a la vez accionistas de Minas de Río Tinto (MRT) deciden mañana en un consejo de administración extraordinario si aceptan la oferta de la empresa Promociones Barty Cros (PBC) para hacerse con el yacimiento.

PBC es una sociedad instrumental representada por Carlos Estévez, a su vez valedor de los intereses de la multinacional holandesa Trafigura en España, compañía que optaría a hacerse con el yacimiento tras un periodo de prueba a cargo de PBC. Estévez, arropado por el sindicato UGT, presentó ayer por la noche a los trabajadores de MRT un plan que garantiza la actividad de la mina hasta 2009, con el compromiso de reincorporar a toda la plantilla (actualmente la mina está parada) en dos tandas: los primeros 300 trabajadores en los primeros seis meses tras la adquisición y el resto, hasta 600, tras ese periodo.

PBC ofrece 300 pesetas por acción a los trabajadores que renuncien a ejercer el derecho de recompra. El plan incluye una inyección de liquidez de casi 2.000 millones de pesetas (12 millones de euros) a través de tres vías: unos 332 millones de pesetas (dos millones de euros) los aporta PBC en forma de ampliación de capital de MRT; otros 665 millones de pesetas (cuatro millones de euros) serán aportados en forma de créditos de PBC a MRT. Y otros 998 millones de pesetas (seis millones de euros) serán aportados a través de una línea de financiación con entidades bancarias.

La compañía comercializadora de mineral Gesmetal se compromete a comprarle a PBC toda la producción de concentrado de cobre.

Consejo

Los trabajadores de MRT votarán la oferta de PBC mañana viernes en consejo de administración. La oferta no cuenta con el visto bueno de la actual dirección de la mina, que ostenta el sindicato CC OO al ser mayoritario en el comité de empresa y ser ésta una Sociedad Anónima Laboral.

Las negociaciones entre PBC y CC OO se rompieron al exigir la dirección de la mina una gestión bicéfala (entre PBC y los trabajadores) que incluye el nombramiento como consejero delegado de la mina del presidente del comité de empresa, Ricardo Gallego. Esta condición no fue aceptada por CC OO.

MRT se encuentra sin actividad minera, tiene una deuda que UGT cifra en 12.000 millones de pesetas (72 millones de euros) y Bruselas investiga además las ayudas públicas (del Gobierno y la Junta de Andalucía) de 2.000 millones de pesetas (12 millones de euros) que ha recibido.