Renfe ultima la adjudicación de los AVE con cambio de ancho de vía

Renfe ha decidido adjudicar por fin el último de los contratos de compra de trenes de alta velocidad para la nueva línea Madrid-Barcelona. La compañía pidió el martes de forma urgente nuevas ofertas económicas a Talgo y CAF-Alstom, los dos grupos en liza, para el suministro de entre seis y 14 trenes con mecanismo de cambio de ancho de vía automático. Las propuestas deben entregarse hoy. Renfe convocará de forma inmediata un consejo de administración para aprobar la adjudicación.

Renfe culminará previsiblemente esta semana la compra de los trenes que prestarán servicio total o parcialmente por la nueva línea de alta velocidad Madrid-Barcelona-Frontera Francesa, cuyo primer tramo (Madrid-Lleida) debe entrar en servicio a finales de 2002.

La compañía ferroviaria ha desbloqueado el último de los concursos que quedan por resolver: la compra del parque de trenes con mecanismo de cambio de ancho de vía automático en toda la composición para dar servicio en trayectos mixtos, es decir, aquellos que discurren en parte por la nueva línea, de ancho internacional, y en parte por líneas convencionales, de ancho ibérico.

Renfe pidió el pasado martes a los dos ofertantes, Talgo y CAF-Alstom, que presenten de forme urgente una nueva propuesta económica para un abanico de trenes más amplio. Inicialmente, Renfe solicitó precio para suministrar ocho, 10 y 12 trenes. Ahora pide para seis, siete, ocho, nueve, 10, 11, 12, 13 y 14, según fuentes cercanas a la operadora ferroviaria.

Las ofertas iniciales, presentadas el año pasado y que caducaron el pasado 31 de julio, inclinaban la balanza hacia un reparto del pedido. El mejor precio lo ofrecía CAF, que ha puesto a punto una nueva tecnología, el bogie denominado Brava, mientras Talgo, propietaria del único sistema de cambio de ancho que utiliza Renfe desde hace más de 30 años, aporta un sistema contrastado, al menos en vagones.

Las nuevas ofertas económicas deben ser presentadas hoy a la mesa de contratación de Renfe, donde está presente el Ministerio de Fomento. De forma inmediata, previsiblemente el viernes o el sábado, Renfe convocará un consejo de administración extraordinario para adjudicar el pedido, que podría cifrarse entre 16 o 20 trenes por un monto de entre 168,28 y 216,36 millones de euros (entre 28.000 y 36.000 millones de pesetas).

Es el mismo mecanismo que ha utilizado la empresa pública para contratar los trenes AVE de larga distancia para la nueva línea y los llamados AVE regionales (lanzaderas), de menor velocidad y para trayectos intermedios.