La juez del 'caso Gescartera' aplaza la citación a cuatro cargos de la CNMV

La presidenta de Gescartera, Pilar Giménez-Reyna, comparecerá hoy, por segunda vez, ante la titular del Juzgado Central de Instrucción número 3, Teresa Palacios, a instancias del teniente fiscal Anticorrupción, Luis López Sanz. Esta solicitud fue aceptada por el sustituto de Palacios durante sus vacaciones, el juez Juan del Olmo.

El fiscal pidió una nueva declaración de Giménez-Reyna tras estudiar la nueva documentación recibida por el juzgado desde finales de julio y durante todo el mes de agosto, que acredita que la presidenta de la agencia de valores no era, como dijo en su primera comparecencia judicial, una "mera figura decorativa". Pilar Giménez-Reyna, hermana del ex secretario de Estado de Hacienda Enrique Giménez-Reyna, está imputada en la causa y en esa calidad comparecerá nuevamente ante la juez Palacios.

La Fiscalía Anticorrupción espera que la presidenta aclare detalladamente el funcionamiento de Gescartera, sobre todo tras la segunda declaración del propietario de la agencia, Antonio Rafael Camacho, en la que aseguró que los 18.000 millones de pesetas de inversores, cuyo paradero se ignora, se habían perdido en "inversiones desafortunadas". En aquella comparecencia, Camacho dijo que Pilar Giménez-Reyna intervino para que la ONCE entrara en Gescartera.

En la primera declaración, Pilar Giménez-Reyna afirmó que accedió al cargo de presidenta de Gescartera "por hacer un favor" y añadió que siempre pensó que su cometido como tal era únicamente el de ser "una mera figura decorativa". Según su versión, creyó que le ofrecían el cargo porque "le vendría bien a la empresa" y por sus "relaciones personales y sociales", aunque subrayó que no quería tener "ninguna responsabilidad".

Documentación

Además, la juez Palacios rectificó ayer su decisión de llamar a declarar a cuatro directivos de la CNMV y a otros 15 testigos y acordó dejar en suspenso estas citaciones hasta estudiar la documentación de las actuaciones de la comisión en relación con Gescartera, por si existieran irregularidades, y hasta examinar otra información obrante en la causa, según informaron fuentes jurídicas.

La juez Palacios decidió aplazar las comparecencias de los testigos que la Fiscalía Anticorrupción solicitó el pasado viernes, y condicionar su citación hasta que tenga sobre la mesa la documentación solicitada a la CNMV. La única citación que ha acordado, de las que pedía el ministerio público, es la del ecónomo del Arzobispado de Valladolid, entidad que ha perdido 24 millones en Gescartera. Su comparecencia se producirá a final de este mes.

Por su parte, el presidente de Andalucía, Manuel Chaves, está dispuesto a comparecer ante la comisión de investigación sobre Gescartera, por lo que prohibió a su partido que siga negociando con el PP las distintas comparencias. Chaves fue claro: "No quiero que me utilicen como moneda de cambio con Eduardo Zaplana". Mientras, la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc) calculaba que de los 18.000 millones desaparecidos sólo se recuperará entre un 10% y un 30%.