Las Bolsas europeas superan el pánico y cierran la sesión al alza

Los mercados europeos lograron ayer recuperar parte del terreno perdido la víspera, cuando el atentado suicida en Estados Unidos provocó un pánico vendedor que dejó las Bolsas sembradas de fuertes pérdidas. El nerviosismo, no obstante, fue la tónica de una sesión caracterizada por la ausencia del referente estadounidense y por los fuertes altibajos registrados por los índices.

El día después al ataque suicida al centro neurálgico de Estados Unidos no resultó tan negativo como en principio se podía esperar. La jornada de ayer se saldó con ganancias para las Bolsas europeas, si bien no fueron suficientes para compensar del derrumbe del martes. El mercado de Londres, el mejor de la sesión, se anotó un 2,87%; Francfort, el 1,44%, y París, un 1,34%.

Los inversores europeos despertaban con el referente del fuerte descenso registrado en Japón, que cedió en la sesión un 6,6%, lo que hacía prever un comienzo negativo. Tras una apertura de caídas abultadas, los mercados consiguieron superar el pánico y recuperar el tono.

Sin embargo, los inversores no consiguieron dejar de lado el nerviosismo. Los descensos iniciales dieron paso a una sesión de fuerte volatilidad, en la que los índices pasaron varias veces de terreno positivo a negativo. La incertidumbre y el desconcierto, a falta del referente de la Bolsa de Wall Street, que reabrirá hoy sus puertas tras dos días de inactividad, fueron la nota predominante en el parqué .

Mientras tanto, los responsables económicos europeos comparecían para intentar restablecer la confianza de los operadores. El presidente del Banco Central Europeo, Wim Duisenberg, mostró su convencimiento de que no habrá recesión en Europa, y reiteró que el nivel actual de tipos de interés en la zona euro es el apropiado. Por su parte, los ministros de Finanzas del Grupo de los Siete países más desarrollados (G-7) dijeron que están preparados para hacer lo necesario para garantizar la estabilidad del sistema financiero.

Suben las telefónicas

El buen comportamiento de las farmacéuticas, tecnológicas y telecomunicaciones permitió la recuperación de los mercados. Por el contrario, las petroleras sufrieron los mayores recortes, propiciados por las tensiones sobre el precio del crudo.

Las subidas registradas por las compañías de comunicación lograron mitigar, si bien sólo en parte, el fuerte varapalo recibido en las últimas semanas. KPN, una de las más perjudicadas recientemente, subió ayer el 23,4%, y British Telecom, un 11,42%. Las tecnológicas se contagiaron de las subidas y Nokia se anotaba cerca del 11%.

Pese a los ascensos de ayer, la tensión sigue patente en el mercado. Para los expertos, el riesgo de recesión de la economía estadounidense ha aumentado considerablemente después de los atentados terroristas, ya que afectará a la frágil confianza de los consumidores. Asimismo no se descarta la posibilidad de una operación militar por parte de Estados Unidos, lo que acentuará el nerviosismo. Las Bolsas permanecerán hoy muy atentas a la reacción de los mercados estadounidenses para marcar la tendencia de los próximos días.

 

La crisis se ceba con líneas aéreas y aseguradoras

Los efectos de la crisis han tenido especial repercusión las compañías europeas de seguros, líneas aéreas y cadenas hoteleras, sectores directamente relacionados con el atentado terrorista sufrido en Estados Unidos. En dos sesiones, el índice sectorial que incluye las compañías de transporte y de turismo ha perdido un 12%, el mayor descenso del índice Stoxx, seguido de cerca por las aseguradoras, que han cedido de media un 10,8%. En el lado opuesto, los inversores se han refugiado en las farmacéuticas, único indicador con ganancias desde que se desató la crisis, el 0,11%

Las principales empresas aéreas europeas han registrado en dos jornadas caídas superiores al 20%. Air France, la más perjudicada, ha cedido entre el martes y el miércoles un 25%; British Airways, el 21,45% y la española Iberia, el 17,7%.

Las aseguradoras tampoco han escapado a las ventas masivas de los inversores, si bien ayer pudieron recuperarse levemente. Algunos de los retrocesos más abultados entre los valores europeos en los dos últimos días han sido los de Royal & Sun Alliance, que se ha dejado desde el lunes un 21%; Axa, que ha perdido el 18% y Allianz, que ha bajado el 12,7%.

Según estimaciones de los expertos de la agencia de calificación de riesgo crediticio Moody's citados por Reuters, el siniestro en Estados Unidos podría suponer un desembolso para estas compañías de unos dos billones de pesetas, lo que tendrá efectos en sus resultados empresariales.

 

Los mercados asiáticos ceden al nerviosismo y registran fuertes bajadas

Tokio cae el 6,6% hasta el nivel más bajo desde 1983

Los mercados asiáticos, que decidieron ayer abrir sus puertas, finalizaron la sesión con notables pérdidas, después del atentado sufrido en Estados Unidos la víspera. El clima de desconcierto tras el ataque acentuó el ambiente de nerviosismo reinante en la región sobre la situación económica, ya de por sí muy debilitada y con la confianza de los inversores bajo mínimos.

La Bolsa de Tokio, principal referente de los mercados de la zona, retrocedió un 6,63%, lo que la llevó a situarse por debajo del nivel técnico y psicológico de los 10.000 puntos, hasta 9.610,1. æpermil;ste es el cierre más bajo desde diciembre de 1983 y la primera vez que el índice Nikkei pierde la cota de los 10.000 puntos desde agosto de 1984.

Los fabricantes de equipos electrónicos, cuya principal fuente de ingresos procede de la exportación, las compañías de transporte y las aseguradoras registraron los descensos más abultados. Algunas de las caídas más significativas correspondieron a Fuji Electric, que se dejó el 9,5%, y Japan Airlines, que cayó el 11,8%. Tokio suspendió la negociación de acciones estadounidenses y canadienses y limitó a la mitad el tope máximo de precio para algunos instrumentos financieros de alto riesgo.

Caídas generalizadas

La caída de la Bolsa japonesa no fue una excepción en la zona. El índice Hang Seng de Hong Kong bajó un 8,87%, y el Straits Times, de Singapur, el 7,42%. El desplome más acusado se registró en Corea, que cayó un 12%.

Los analistas, no obstante, consideran que el suceso estadounidense sólo ha acelerado la tendencia bajista que ya registraba en el índice japonés. La crisis económica y lentitud del Gobierno en tomar medidas estructurales para atajarla son los factores que subyacen en la frágil situación de los mercados financieros.

 

Brasil abre con una fuerte subida tras caer el 9,2% la víspera

México y Argentina permanecieron cerradas

Los mercados latinoamericanos abrieron a medio gas ayer en una sesión a falta del referente de Wall Street. Brasil, Chile y Venezuela retomaron la actividad después de que la víspera las fuertes pérdidas desatadas tras el atentado terrorista en Estados Unidos provocaran la suspensión de la sesión.

Brasil abrió con energía después de retroceder el 9,2% el martes, el mayor desplome de la región. A media sesión el índice Bovespa avanzaba un 3,33% y rompía así con ocho sesiones consecutivas de retrocesos. La fuerza de las telecos y petroleras facilitaron los avances. Chile (+0,65%) subía tímidamente y Venezuela (-2,26%) caía.

Argentina mantuvo sus puertas prudentemente cerradas después de perder el 5,18% la víspera. El ministro de asuntos exteriores, Josep Piqué, declaró ayer que el Gobierno español no prevé una nueva ayuda financiera para argentina más allá de los 1.000 millones de dólares (183.810 millones de pesetas) que le está otorgando bajo un programa de asistencia del FMI. "Si no se resuelven los problemas internos, la financiación siempre se acaba consumiendo. De lo que se trata es que Argentina aplique las medidas a las que se ha comprometido", declaró a Reuters.

México tampoco se aventuró a resumir su actividad. El presidente mexicano, Vicente Fox, declaró que los mercados volverán a retomar las operaciones cuando "las condiciones lo permitan". El Mexbol perdió un 5,6% la víspera hasta el nivel más bajo de los últimos ocho meses. El peso mexicano tras el desplome del martes recuperaba terreno ayer.

Refugio en Rusia

Rusia y los mercados emergentes europeos ofrecen la mejor protección para aquellos inversores que deseen estar lejos de la volatilidad y riesgo que azota a los mercados emergentes tras los atentados de EE UU.

Según los analistas, la falta de confianza que podría desembocar en Estados Unidos tras los incidentes del martes podría traer consecuencias nefastas para ciertas Bolsas latinoamericanas y Asia.