La Eurocámara afirma que existe una red que espía las comunicaciones

El Parlamento Europeo aprobó ayer por amplia mayoría un informe que considera probada la existencia del sistema global de interceptación electrónica de comunicaciones privadas y comerciales conocido como Echelon.

La Eurocámara concluye que no existen dudas sobre la cooperación entre Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Australia y Nueva Zelanda para interceptar las comunicaciones internacionales vía satélite y vía cable marítimo. No obstante, las limitaciones técnicas y la falta de personal para analizar el enorme caudal de comunicaciones que percibe, sólo permite interceptar una pequeña parte del total de las telecomunicaciones.

La Eurocámara denuncia que otros países, entre los que se encuentran un número sustancial de Estados miembros de la UE, interceptan una parte de las telecomunicaciones internacionales.

El comisario europeo de Tecnologías de la Información, Erkii Liikannen, insistió en que hay que concienciar a la población de los riesgos y para ello se prevén campañas informativas para que los ciudadanos aprendan a encriptar sus comunicaciones y sean conscientes del problema de falta de seguridad en éstas.

Según los datos recogidos por la comisión de investigación del Parlamento, a través de la interceptación global de las telecomunicaciones se recopila una gran cantidad de información, incluida información económica, que puede ser una seria amenaza a la información confidencial de los ciudadanos privados y empresas.