TotalFina Elf aumenta beneficios un 38%, hasta 783.650 millones

El grupo petrolero francés TotalFina Elf ha obtenido unos beneficios netos de 4.710 millones de euros (783.649 millones de pesetas) en el primer semestre de 2001, con una subida del 38% respecto al mismo periodo del año anterior. Si se excluyen los elementos extraordinarios, como las plusvalías generadas por la venta de títulos de Sanofi-Synthélabo, el aumento de las ganancias netas del grupo fue del 27%, hasta 4.330 millones de euros.

Los resultados han mejorado las previsiones realizadas por los analistas, que estimaban que el alza en los beneficios no superaría el 23%.

El volumen de negocios de TotalFina Elf en los primeros seis meses del año fue de 55.680 millones de euros (9,25 billones de pesetas), el 6% más que en el mismo periodo de 2000.

TotalFina Elf, primera petrolera europea y cuarta mundial, que el año pasado registró beneficios récord (los más elevados de todas las empresas francesas), tuvo un volumen de negocios de 28.360 millones de euros en el segundo trimestre de 2001, el 8% más que en el mismo periodo de 2000, y beneficios netos de 2.510 millones, lo que supone un aumento del 43%.

Al comentar los resultados del grupo, su presidente, Thierry Desmarest, afirmó que si bien el entorno petrolero se mantuvo "favorable" en el primer semestre, el esfuerzo propio de la empresa fue "decisivo". Así, subrayó, aproximadamente el 85% de la mejora del resultado de explotación procedió de los programas de crecimiento, sinergias y productividad, que están en línea con los objetivos anunciados.

El número uno de TotalFina Elf agregó que gracias a un nivel "elevado" de inversiones, las perspectivas de crecimiento de producción de hidrocarburos del grupo se sitúan "entre las más fuertes de la industria". "Los nuevos éxitos de exploración y la continuación de nuestros programas de inversión deberían permitirnos proseguir esa dinámica de crecimiento de producción más allá de 2005". Desmarest recalcó que los resultados del primer semestre confirman que la fusión entre TotalFina y Elf, que se realizó el pasado ejercicio, "es un éxito".

La compañía señaló que está en la senda de conseguir su objetivo de producir 2,8 millones de barriles diarios en 2005, ya que los nuevos proyectos en África, mar del Norte y Oriente Próximo están ya en marcha.

Los inversores acogieron positivamente la publicación de estos resultados, impulsando la cotización de las acciones de TotalFina en la Bolsa de París.