Goldman Sachs prevé fusiones en la banca pública alemana

Los 13 bancos públicos alemanes están abocados a una unión para reducir costes y suavizar la caída de sus beneficios cuando se cumpla el reciente acuerdo entre el Gobierno alemán y la Comisión Europea para retirar paulatinamente el sistema de avales públicos, en un plazo de cuatro años, según los analistas del banco de inversión Goldman Sachs.

"Los bancos públicos aumentarán considerablemente la utilización de alianzas y adquisiciones para mantener márgenes y rentabilidad una vez que el sistema sea más competitivo", desaparecido el actual mecanismo de avales.

En la actualidad, las cajas de ahorros alemanas ya se encuentran inmersas en este proceso, que continuará y se consolidará en los próximos cinco años. De hecho, el número de bancos públicos y cajas de ahorros bajó a 562 en el 2000, frente a los 769 que había hace una década.

Estos controlan cerca del 40% del mercado bancario alemán, un hecho puesto siempre de relieve por las principales entidades del país, que apenas gestionan el 15% del total de los depósitos y créditos del sistema financiero alemán pese a su fuerza.

Después de polémicas negociaciones, la Comisión Europea y el Gobierno alemán pactaron este verano el calendario para la entrada en competencia de estos bancos y cajas regionales, lo que sin duda anticipa cambios espectaculares en el sistema financiero alemán, según la opinión compartida por otros analistas y agencias de calificación.