Pascual Hermanos vuelve a tener beneficios por los extraordinarios

La firma hortofrutícola Pascual Hermanos, perteneciente a Dole Foods, cerró el primer semestre de 2001 con unos beneficios de 56 millones de pesetas, frente a las pérdidas de 19 millones registradas en el mismo periodo del año anterior.

Esta mejora obedece en parte a la venta de un antiguo almacén que la empresa tenía en la localidad de Agost (Alicante) y que le supuso un beneficio extraordinario de 78 millones de pesetas (0,47 millones de euros), ya que el resultado de las actividades ordinarias registró pérdidas de 78 millones.

El volumen de negocio también cayó en el primer semestre de este ejercicio hasta los 6.823 millones de pesetas (41.01 millones de euros), frente a los 7.201 millones del año pasado. El descenso de los gastos de explotación y de personal permitieron a Pascual alcanzar un resultado de explotación positivo de 71 millones (0,43 millones de euros), una cifra inferior a los 95 millones de 2000.

Según la empresa hortofrutícola, el mejor comportamiento en este periodo lo tuvieron los tomates y los pomelos, mientras que con productos como la lechuga o los cítricos las pérdidas fueron la nota dominante. De hecho, Pascual decidió el pasado junio abandonar el segmento de cítricos, con el despido de 378 trabajadores y el cierre y venta de los almacenes de Sueca y Carcaixent (Valencia). Las indemnizaciones menos los ingresos por las ventas supondrán unas pérdidas de 100 millones de pesetas a reflejar en las cuentas del próximo trimestre.