Un fondo de EE UU invierte 40.000 millones en Altadis

Uno de los mayores gestores estadounidenses de fondos, el grupo Franklin Templeton, ha decidido engrosar la nómina de accionistas de la multinacional tabacalera hispano-francesa Altadis. Franklin ha invertido más de 40.000 millones de pesetas durante el último año y medio en adquirir un 5,003% de la empresa dirigida por Pablo Isla y Jean Dominique Comollí.

Franklin comunicó el pasado 3 de septiembre a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que controla, a través de varios de los fondos de inversión, un total de 15,24 millones de acciones de la compañía, un 5,003% del capital. Esta participación convierte a Franklin en el tercer accionista de Altadis después de las también gestoras estadounidenses Fidelity International y Putnam Investments.

A precios de mercado, Franklin se ha visto obligada a invertir un total de 46.000 millones de pesetas para alcanzar esta participación. Si bien la cantidad que realmente ha destinado a la compra de títulos de Altadis no ha alcanzado en realidad esa cuantía, ya que de acuerdo con fuentes de la compañía consultadas por este diario la entrada de la gestora estadounidense se ha ido produciendo de forma progresivas durante el último año y medio.

Medios oficiales de la sociedad valoraron de forma muy positiva la consolidación de Franklin como uno de los primeros accionistas. Explicaron que la entrada de estas potentísimas gestoras de fondos en el capital "no hace sino confirmar la creciente confianza que merece en los grandes analistas internacionales la situación actual y la futura evolución de la empresa".

A principios del pasado mes de junio, Putnam, una de la mayores entidades de inversión privada de Estados Unidos, controlada al 100% por el agente de seguros estadounidense Marsh & McLennan, anunció haber alcanzado una participación del 5,103% de Altadis.

La comunicación de Franklin a la CNMV a principios de esta misma semana coincide con el hecho de que el Chase Manhattan Bank ha declarado tener ya en depósito a nombre de varios fondos de inversión el 15% del capital de la compañía, hasta ahora únicamente tenía el 10,03%.

Huida a Europa

La inversión de Franklin Resources viene a confirmar lo ya avanzado por numerosos analistas durante los últimos meses que aseguraban que, a la vista de las dificultades crecientes que las compañías tabacaleras estadounidenses están teniendo en sus litigios legales contra ex fumadores, sus accionistas institucionales optarían tarde o temprano por tomar posiciones más solidas en las principales tabacaleras europeas, mucho más protegidas desde el punto de vista legal para hacer frente a una eventual cascada de pleitos por razones sanitarias.

Además, Altadis ha contado tradicionalmente con un altísimo porcentaje de participación institucional. En su última memoria reconoce que este tipo de accionistas controlan el 75% de la compañía. æscaron;nicamente, un 20% de la empresa está en manos de socios individuales. El 3% lo controlan los propios trabajadores, mientras el Estados español aún conserva el 2% de capital, derivado del green shoe nunca colocado de la OPV de la antigua Tabacalera.

Gestor de inversiones

El nuevo accionista de Altadis es un potentísimo gestor de fondos de inversiones y pensiones de Estados Unidos. Fundado en 1947 en la ciudad de Nueva York, aunque en la actualidad la compañía tiene su sede en la ciudad de San Francisco. La propia compañía se define como un grupo de gestión de inversiones global. Está presente en un total de 29 países, con una plantilla total de 6.400 trabajadores. Su enseña operativa es Franklin Templeton Investments y en su cartera cuenta con más de 240 productos de inversión.

De acuerdo con la memoria del ejercicio 2000, Franklin gestionó en ese año una cartera de activos total de 252.425 millones de euros.

Solo en fondos de renta variable acumula inversiones por valor de 168.283 millones de euros. De ellos, el 64% corresponden a acciones de compañías no estadounidenses y el resto son títulos de empresas estadounidenses.

Cotizando en las Bolsa de Nueva York y Londres, la sociedad ingresó el pasado año un total de 2.601 millones de euros y alcanzó un beneficio neto de 624 millones de pesetas. Su valor en Bolsa es de 10.700 millones de dólares (1,9 billones de pesetas).

Altadis está viviendo en los últimos meses una dulce evolución bursátil. Desde mediados del pasado mes de mayo la compañía ha sido capaz de mantener una clara tendencia alcista en su cotización, a pesar del negativo escenario bursátil que impera en la actualidad -ayer cerró a 18,08 euros, 3.008 pesetas-. Contabilizando los dividendos de los últimos años, el martes fue la primera sesión desde la OPV de Tabacalera en la que las acciones de la sociedad entraron en rentabilidad.

 

Buenas perspectivas de resultados

El buen momento bursátil y las buenas perspectivas financieras de Altadis ha sido refrendado de forma prácticamente unánime por los analistas del valor. Existe un amplio consenso sobre el recorrido de revalorización que aún mantiene la acción. De hecho, la media de las previsiones realizadas por las agencias de Bolsa sitúan el precio objetivo en un total de 19,58 euros por acción.

Los analistas parten para elaborar su análisis de los buenos resultados que la empresa publicó el pasado lunes referidos al primer semestre del año, que en resumen hablaban de un incremento del 8,5% en su línea de ingresos y de algo más del 35% en el beneficio neto.

La estimación es que estas cifras mejoren significativamente a finales del ejercicio, dado que ya en el segundo periodo del año Altadis recogerá, en mayor medida, los frutos de la reestructuración industrial y laboral. De hecho, las previsión es que alcance a finales de año un incremento de entre el 15% y el 20% en la línea de beneficios brutos de explotación. Todo ello sin contar las más que previsibles subidas de precios que todavía deberá aplicar la compañía en los próximos meses.

Además, la sociedad ha dejado ver al mercado su potencial inversor de cara a las próximas privatizaciones de monopolios tabaqueros que se tienen que producir en un ámbito geográfico próximo.

Después de haber rechazado pujar por la compañía estatal austriaca, finalmente adquirida por el grupo británico Gallaher, Altadis está muy interesada en conocer con detenimiento la situación del monopolio marroquí y el italiano. Las estimaciones de los analistas cifran esta capacidad de inversión en torno a los 1.500 millones de euros (250.000 millones de pesetas). En Altadis, sin embargo, prefieren ser mucho más cautos a la vista de que en Italia la empresa pública todavía tiene pendiente de aplicar un fuerte proceso de reestructuración.