Los bancos de EE UU ganan el 31% más pese a la morosidad

El beneficio de los bancos comerciales estadounidenses creció un 30,6% en el segundo trimestre del año, una expansión que ha satisfecho a las autoridades bancarias del país y aleja los fantasma de un repunte de la morosidad. No obstante, el resultado de los bancos ha sido ligeramente inferior (-3,5%) al obtenido durante el primer trimestre del año.

El conjunto de entidades ganó 19.200 millones de dólares (3,5 billones de pesetas, 21.340 millones de euros), lo que ha convertido este primer semestre en el más rentable de la historia para los bancos. Estas cifras incluyen el crecimiento de 861 millones de dólares (159.715 millones de pesetas, 959 millones de euros).

A pesar de estos buenos resultados, la Federal Deposit Insurance Corporation (el fondo de garantía instaurado en 1933 por el presidente Frank Delano Roosvelt después del crash bursátil de 1929) ha apreciado "unas pocas manchas" de morosidad durante la primera parte del año.

Estas manchas se han producido, sobre todo, en los bancos de mayor tamaño, que han informado de problemas crecientes en su cartera de créditos comerciales. También se han apreciado repuntes de consideración en los préstamos a través de tarjetas de crédito.

Según los datos del regulador, el volumen total de créditos dudosos en el sector bancario ha llegado a los 8.000 millones de dólares (1,4 billones de pesetas, 8,4 billones de euros).

Es decir, que el volumen de créditos de difícil pago han aumentado un 50% desde el último año. Al mismo tiempo, el número de morosos ha aumentado un 77% desde junio de 2000. Los impagos por préstamos en la tarjeta de crédito crecieron casi un 27%.

"No hay crisis bancaria"

"Estas son pequeñas, aunque notables, manchas en el comportamiento de la industria bancaria", señaló el nuevo presidente del fondo de garantía estadounidense, Donald Powell. "No obstante, quiero recalcar que no estamos ante una crisis del sector", concluyó el directivo.

El ROE medio (ratio de capital sobre recursos propios, una de las mejores formas de medir la rentabilidad de una entidad) fue del 1,21% en junio. Algo peor que el 1,27% alcanzado en el primer trimestre del año, pero bastante mejor que el 0,9% que se registró en el primer semestre de 2000.