Telefónica lleva a la Audiencia Nacional la tarifa de interconexión

Telefónica ya ha tenido cuatro semanas para estudiar los nuevos precios de interconexión aprobados en agosto y ha decidido presentar la batalla ante la más alta instancia. La operadora recurrirá directamente ante la Audiencia Nacional, ya que considera que la rebaja supera el 30% y deja las tarifas por debajo de costes.

El ex monopolio español de telecomunicaciones tenía dos opciones para defender su negocio de interconexión: apelar a la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) o saltarse todos los pasos intermedios y recurrir directamente ante la Audiencia Nacional. Y ha decidido atacar en la más alta instancia. La operadora de telefonía fija considera inaceptable una rebaja que, según sus cálculos, supone una reducción superior al 30% en las tarifas que cobra a sus competidores por utilizar la red, una actividad que le ha reportado 200.000 millones de ingresos en los últimos tres años.

Julio Linares, presidente de Telefónica de España, tiene claros los motivos del recurso. "Los precios de interconexión están por debajo de nuestros costes", explicó ayer después de su intervención en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo de Santander. Lo que el directivo no quiso cuantificar fue el impacto que tendrán los nuevos precios en las cuentas de la compañía, "porque una variación en las tarifas implica un cambio en los hábitos de nuestros rivales. Además, al impacto directo puede sumarse un efecto indirecto, que se produciría si los competidores utilizan el recorte para reducir los precios a los clientes y no para sanear las cuentas".

El máximo ejecutivo de Telefónica de España fue muy crítico con la regulación en todos los sentidos y exigió un marco flexible que dé oportunidad de competir a los agentes en todos los segmentos y que se preocupe de incentivar el desarrollo de las nuevas tecnologías. El problema del sector está, a juicio de Linares, en que la competencia se ha centrado en un mercado en algunos casos deficitario (el tráfico de Internet de banda estrecha) y en todo caso estancado (el resto de los tráficos telefónicos). La única solución pasa por desarrollar el mercado de banda ancha, unos servicios en los que España está a la cola de los países europeos, grandes o no, y para el que sería necesario invertir 750.000 millones entre todos hasta 2005. Con este desembolso, España pasaría de las 200.000 líneas de banda ancha actuales a más de cinco millones y se colocaría en el grupo de cabeza europeo en esta tecnología.

Banda ancha

El mercado empresarial con accesos de banda ancha es, precisamente, el segmento hacia el que Retevisión orientará sus fuerzas en los próximos años, con inversiones cercanas a los 50.000 millones anuales.

Este replanteamiento no implica abandonar a los usuarios residenciales, según el consejero director general, Josep Canós, sino abrir nuevos mercados que den lugar a nuevos ingresos.

Canós quitó importancia al recurso que presentará Telefónica ante la Audiencia Nacional. Es política de esa empresa "recurrirlo todo y las denuncias que ha puesto contra los anteriores precios de interconexión todavía no han llegado a ningún sitio". Tampoco se mostró preocupado por la posibilidad de que el ex monopolio pida medidas cautelares que frenen la entrada en vigor de las tarifas y recordó que lo único que ha hecho la CMT es dejar los precios de interconexión en la media europea. "Y lo ha hecho un año tarde", remarcó. Sí insistió en la necesidad de un marco estable en la regulación, al calor de la exigencia de Bruselas de acelerar la subida de la cuota de abono de Telefónica. "No podremos decidir si trasladaremos al cliente final la rebaja de precios de interconexión hasta que no haya un marco estable de tarifas para el ex monopolio". Si el Gobierno acelera la alza de la cuota, sería el tercer cambio tarifario en lo que va de año.

El cuarto operador de telefonía móvil, Xfera, aprovechó su presencia en el encuentro sobre el sector en Santander para presentar su nuevo logo, con el que operará cuando inicie su actividad comercial. La duda sigue siendo cuándo sucederá este hecho y que no pudo ser desvelado por el representante de la compañía en las jornadas.

Santiago Moreno, responsable de Relaciones Institucionales, aseguró que Xfera está lista para salir al mercado en cualquier momento y dejó la pelota en manos del Gobierno, "que debe decir si nos autoriza a utilizar nuestra licencia de UMTS para dar servicio GSM a través del acuerdo de itinerancia con Airtel".

Plan de opciones

Telefónica ampliará su programa de incentivos para empleados, el denominado TIES, para que también afecte a los trabajadores de las empresas que pasaron a formar parte del grupo después del 7 de abril del 2000. En concreto, serán 1.850 empleados (el 81,5% de ellos en Argentina) los que se podrán adherir al plan.

Se ha establecido que 30.781 títulos de la compañía se destinarán a esta ampliación. A modo de asignación variable, los nuevos beneficiarios recibirán gratuitamente 26 opciones de compra sobre acciones (stock options) de Telefónica por cada título comprado, ejercitables a un precio de cinco euros.