Montoro cree que la UE debe oír a las regiones en materia fiscal

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y la vicelehendakari y consejera de Hacienda, Idoia Zenarruzabeitia, coincidieron ayer en la necesidad de buscar fórmulas que permitan a los Gobiernos autonómicos participar de forma más directa en las decisiones que sobre fiscalidad se toman en el seno de la UE.

Montoro defendió dicha propuesta y coincidió con la consejera en renegociar un convenio que evite los recursos ante los tribunales. La vicelehendakari anunció para ello un sistema de arbitraje. Además, ambos dirigentes acordaron mantener una reunión la próxima semana con los tres diputados generales de Euskadi para hacerles partícipes de las negociaciones.

El Gobierno quiere tramitar el concierto como proyecto de ley en noviembre y remitirlo al Congreso en diciembre, de manera que entre en vigor a principios de 2002 y tenga vigencia indefinida.

En cuanto al cupo, que es la cantidad a pagar por las cargas del Estado no asumidas y que este año será de 175.000 millones de pesetas, la consejera insistió en que le parece ajustado el índice de cálculo. El Gobierno central mantiene la tesis de que las competencias asumidas por el Gobierno vasco están sobrevaloradas y que cotizan al Ejecutivo central por debajo de sus posibilidades.

Zenarruzabeitia dijo que las diferencias económicas con el resto de comunidades se deben a que las diputaciones forales van "a riesgo unilateral". "A nosotros nadie nos garantiza los ingresos; si no gestionamos bien, no obtenemos recursos", concluyó.