La demanda de coches y bienes de consumo dispara las importaciones

La importación de bienes de consumo creció un 13% real en el primer semestre de este año, duplicando la tasa real de aumento para el conjunto de las importaciones españolas. Automóviles de lujo, muebles, confección y otras manufacturas impulsan el avance de las compras en el exterior mientras cae un 2,5% la demanda de bienes de inversión.

Los síntomas de enfriamiento de la economía no parecen estar repercutiendo aún, o al menos con la misma intensidad, en el consumo que durante el segundo trimestre de este año, lo que se ha convertido en el principal dinamizador de las importaciones españolas, disparando las compras de coches y manufacturas.

El desglose sectorial de nuestro comercio exterior entre enero y junio de 2001 muestra cómo frente al aumento nominal del 8,8% para el conjunto de la importación española, las compras de automóviles fuera de nuestras fronteras crecían tres puntos por encima, hasta el 11,8%, mientras que las de manufacturas de consumo lo hacían un 13% (destacando el 20,9% de la confección) y un 18,1% las de muebles.

Estas diferencias son aún mayores si se analizan en términos reales, ya que al descontar el efecto de los precios la tasa de aumento global de las importaciones se reduce al 6,6%, frente al 13%, prácticamente el doble, que crecen las compras de consumo.

Los propios responsables del Ministerio de Economía destacan en su último informe de coyuntura el "creciente" perfil trimestral que presentan las importaciones de consumo y que, en parte, atribuyen "a la fuerte recuperación de las matriculaciones de automóviles".

Una evolución alcista que contrasta abiertamente con la caída del 2,5% que muestra la importación real de bienes de inversión en el primer semestre. Descenso acentuado, además, por un perfil de profundo deterioro entre abril y junio, meses en que las compras exteriores de este tipo de productos descendieron un 6,2% frente al 2,1% de crecimiento en el primer trimestre.

En los bienes intermedios el crecimiento real entre enero y junio es del 7,1% con una evolución muy similar para los dos trimestres.

Mercedes, Porsche y BMW

Mención especial, dentro de los bienes de consumo, merecen las compras de automóviles, tanto por su volumen, 1,23 billones de pesetas entre enero y junio, sin contar los componentes (el 8,5% de la importación total), como por la categoríade los coches que se importan.

Los automóviles de importación mantienen en los últimos años una cuota de aproximadamente el 70% del mercado nacional y una parte importante de los mismos corresponde a los modelos catalogados como de lujo o gama alta, que son precisamente los que registran los crecimientos de matriculación más elevados entre enero y junio de este año.

Así, los datos oficiales de la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) reflejan cómo frente al 1,4% de aumento global de matriculaciones de turismos en España durante el primer semestre de este año, las correspondientes a modelos de Mercedes subían un 41,6%, hasta las 17.508 unidades; y las de BMW alcanzaban 17.090 unidades, con una tasa de crecimiento del 11,1% respecto a enero-junio de 2000.

Con cifras absolutas más modestas, pero también con crecimientos relativos muy altos aparecen las matriculaciones de Porsche, que suben un 53,8% (512 unidades) y Ferrari, que con 50 unidades aumenta un 22%.

Descienden, por el contrario, las ventas de Jaguar, aunque alcanzaron las 963 unidades hasta junio, y las de Rolls Royce, aunque su cuota de mercado es muy modesta, con cinco unidades en el primer semestre de este año frente a las siete vendidas en los mismos meses de 2000.

Técnicos de la Administración y del sector atribuyen una parte de este crecimiento de las compras de coches importados a operaciones de blanqueo de dinero oculto ante la inminente entrada en circulación del euro.

En apoyo de esta tesis, también apuntada para el sector inmobiliario, los expertos destacan los fuertes crecimientos de las tasas de importación de coches en los dos últimos meses (18,3% en junio y 16,8% en mayo) que superan ampliamente el 8,5% de crecimiento acumulado para el primer trimestre.