INTERNACIONAL

La dimisión del Gobierno de Seúl pone en peligro el acercamiento entre las dos Coreas

El Gobierno de Corea del Sur dimitió ayer en pleno en respuesta a una moción de censura que el Parlamento aprobó contra el ministro de Unificación, Lim Dong Won, encargado de las relaciones con Corea del Norte. La decisión del Ejecutivo abre la incógnita sobre si tendrá consecuencias en las conversaciones con Corea del Norte, país con el que se empezaban a estrechar las relaciones.

El presidente de Corea del Sur, Kim Dae Jung, ha sido acusado por sus detractores de haber otorgado demasiadas concesiones al régimen comunista para retomar las relaciones con el vecino del Norte. Lim, por su parte, fue uno de los artífices de la histórica cumbre que el año pasado celebraron los líderes de las dos Coreas, después de medio siglo sin relaciones, producto de la guerra de 1950-53. Sin embargo, la oposición no le ha perdonado que permitiera a un centenar de activistas de izquierdas surcoreanos viajar a Pyongyang para celebrar la independencia de la península respecto a Japón. La moción de censura contra Lim se saldó con 148 votos a favor frente a 119 en contra y supuso la ruptura de la coalición de Gobierno, ya que el partido conservador Demócratas Liberales Unidos, que participaba en la coalición encabezada por el Nuevo Milenio, votó en contra del ministro. Al acto siguió la dimisión de todos los miembros del Gabinete, incluido el primer ministro, Lee Han Dong.

La incertidumbre sobre las relaciones entre las dos Coreas vuelve después de que el pasado domingo el Gobierno norcoreano enviara una carta a Lim mostrando su deseo de retomar las conversaciones, interrumpidas desde Pyongyang hace seis meses por las declaraciones del presidente de EE UU, George Bush, en las que éste se mostraba escéptico sobre los esfuerzos de Corea del Norte para alcanzar la paz.

Seúl adelantó el lunes pasado que respondería favorablemente a la propuesta de Pyongyang y el primer ministro chino, Jiang Zemin, que hoy visita Seúl, mostró su apoyo a la política de reconciliación de las dos Coreas.