CATALUçA

Pacfren se instala en Italia para vender pan congelado y bollería

La empresa catalana Pacfren, Panificadora Ampuriabrava, iniciará próximamente la distribución de pan precocinado en el mercado italiano. El cambio de la legislación italiana, que prohibía la venta de pan preparado, ha permitido a Pacfren contactar con posibles distribuidores en este país.

La legislación italiana había imposibilitado durante años la entrada de Pacfren en Italia, que inició el pasado mes la exportación de sus productos a Portugal. La compañía catalana, que exporta sus productos a la práctica totalidad del mercado europeo, estudia abrirse en breve al mercado latinoamericano.

El fundador de Pacfren, Narcís Cullell, asegura que la empresa está negociando con posibles distribuidores de su pan congelado en Santo Domingo (República Dominicana), Puerto Rico y Miami. La empresa catalana también tiene previsto para el año 2002 el lanzamiento de una línea de bollería congelada, que "complementaría a la producción de pan precocinado", según opina Cullell. El mercado escandinavo, formado por Noruega, Suecia y Dinamarca, es el que acoge mejor sus productos. Pacfren también vende pan congelado a Alemania, Bélgica y Gran Bretaña, y de manera puntual también distribuye pan y bollería en el mercado japonés.

Pacfren trasladó recientemente su sede central, situada en Empuriabrava (Girona), a la localidad próxima de Vilamalla. Las nuevas instalaciones de la compañía, que serán inauguradas el próximo sábado día 8 por el presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, ocupa una superficie de 22.000 metros cuadrados, de los que están construidos 10.000.

Inversiones

La compañía ha invertido 1.800 millones de pesetas (10,82 millones de euros) en las instalaciones, que permitirán a Pacfren incrementar su producción entre un 25% y un 30%. Ahora, la fabricación de barras de pan diarias supera las 120.000 unidades.

El proceso de modernización y ampliación de la compañía "es una apuesta por la calidad" según manifiesta el fundador de la compañía. La empresa catalana no sólo se dedica a la elaboración de pan congelado, Pacfren también produce pan cocido que comercializa en una red de 15 tiendas propias en la provincia de Girona.

La exportación en el mercado internacional recae en distribuidores locales, aunque la compañía también cuenta con una tienda propia en la ciudad francesa de Perthus. Entre las diversas modalidades de pan que produce, destacan los panes integrales y los de régimen así como el chapata, el gallego y el pan italiano. Pacfren también cuenta con una línea de bollería, formada por napolitanas, croissants y pastas de hojaldre.

La compañía catalana está asociada con una empresa de la provincia de Girona, Pastis Olot, para elaborar pastelería. La facturación prevista de Pacfren para este año asciende a 1.900 millones de pesetas (11,42 millones de euros), según las estimaciones de Narcís Cullell. Este volumen de negocio supondría un 25% más que los ingresos alcanzados el año pasado.

Los actuales propietarios de la compañía catalana, Narcís Cullell y sus hijos, son descendientes de Joan Cullell, que inició la primera andadura de la familia en este sector en el año 1862. En el año 1976, Narcís Cullell fundó la compañía panadera Panificadora Ampuriabrava y en el año 1989 inició la producción de pan congelado.

La compañía, que dispone de más de 60 puntos de venta en España y cuenta con delegaciones de la empresa en Madrid y Barcelona, tiene una plantilla formada por 150 personas.