El beneficio de Dogi cae un 34% hasta junio por las nuevas adquisiciones

La reciente adquisición a Sara Lee de cuatro plantas en Europa y Asia ha reducido los beneficios de Dogi del primer semestre de este año en un 34%, situándose en 389 millones de pesetas (2,34 millones de euros), frente a los 586 millones de pesetas (3,52 millones de euros) del mismo periodo del año anterior.

La operación, en cambio, ha permitido al fabricante de tejido elástico elevar sus ventas hasta los 11.489 millones de pesetas, lo que representa un crecimiento del 7% con respecto al mismo periodo del anterior ejercicio. El beneficio antes de intereses, impuestos y amortizaciones (Ebitda) se situó en 1.669 millones de pesetas, con un crecimiento del 5%. Según la compañía, se trata de un resultado "satisfactorio", ya que se ha visto afectada por la desaceleración norteamericana y el fortalecimiento del dólar y el peso.

Tras la adquisición a Sara Lee, Dogi iniciará una nueva política comercial basada en dos marcas: Dogi (línea de moda) y Penn Elastic (fabricación tejido elástico).