Acciona blinda las plusvalías de sus acciones en Vodafone

Acciona tiene las espaldas cubiertas contra el desplome de las acciones de Vodafone, por lo menos en parte. La constructora contrató una cobertura sobre la mitad de los títulos del líder mundial del móvil que recibió por la venta de Airtel, con el objetivo de asegurarse un determinado precio de venta (220 peniques) en caso de que la cotización se hundiera. Y así ha sido. Gracias a la cobertura, Acciona acumula 144.652 millones de plusvalías en Vodafone, 35.141 millones más de las que tendría sin ella.

Acciona ha jugado sobre seguro con Airtel. La constructora no sólo se ha asegurado la venta del 5,41% de la participación que todavía conserva en la operadora española en efectivo y a un precio elevado, sino que tiene blindada contra desplomes bursátiles la mitad de las acciones de Vodafone que recibió con la desinversión, en diciembre, de un 5,44%.

Fuentes cercanas a la compañía aseguran que Acciona contrató una cobertura sobre el 50% de los títulos que tiene en Vodafone, a un precio de 220 peniques, según añaden fuentes de los bancos de negocio. Cuando la constructora recibió las acciones, el líder mundial del móvil cotizaba a 245,5 peniques, pero enseguida llegó el desplome.

El capital de Acciona en Vodafone estaba valorado en 200.633 millones de pesetas cuando lo recibió. Ayer valía en Bolsa 109.510 millones. Y aquí es donde entra en juego la cobertura. Gracias a este blindaje, la constructora podría vender la mitad de los títulos (154,94 millones) a 220 peniques por acción y el resto al precio de cotización de Vodafone (ayer cerró a 134 peniques), con lo que se llevaría 144.652 millones. Así, la cobertura asegura a Acciona 35.141 millones de pesetas de plusvalías adicionales.

Acciona planea utilizar las plusvalías latentes que acumula en Vodafone y su generación anual de caja (34.000 millones de pesetas el año 2000) para crecer mediante la adquisición de empresas. Los caminos que se plantea para desarrollar esta estrategia son dos: la realización de una gran operación de compra en el sector de la construcción y los servicios si surgiera alguna oportunidad, o la realización de sucesivas operaciones de adquisición de empresas de tamaño medio en actividades donde ya opera o en nuevos campos que considere rentables.

Por ejemplo, el grupo constructor ha declarado su interés por hacerse con la naviera pública Trasmediterránea, a punto de ser privatizada, para reforzar sus actividades de transporte y logística. Y hace pocas semanas, la constructora cerró, junto a tres socios financieros, la compra del 85% de las empresas funerarias SCI España y SCI Portugal, filiales del gigante norteamericano Service Corporation International, por 19.125 millones de pesetas. El grupo constructor, que se ha hecho con el 50% de las acciones de ambas firmas, ha realizado un desembolso de 9.562 millones. Otro campo que absorberá parte de los recursos del grupo en el futuro es la energía eólica, al que destinará 150.000 millones en tres años.

Acciona no es el único socio de Vodafone que se ha cubierto contra un desplome de la cotización. El BSCH también blindó el 40% de su participación, con lo que el pasado 3 de julio pudo vender un 1,09% con plusvalías de 269.505 millones. El resto de su participación ya no está asegurada contra caídas. De esta forma, si el banco vendiera ahora el 1,72% que todavía conserva de Vodafone las ganancias serían menores.

Con estos precedentes, es de suponer que el resto de los socios también ha cubierto parte de su capital en Vodafone, aunque ninguno de ellos (tampoco Acciona ni el BSCH) lo había comunicado a la CNMV.

La constructora se guarda, además, otro as en la manga y es la opción de venta del 5,41% de Airtel que firmó con Vodafone y que cobrará en efectivo. Según este contrato, Acciona pueden vender la participación a una valoración del operador española de 4,8 billones de pesetas, si lo hace en enero de 2002. A partir de esa fecha comenzarán a acumularse intereses sobre la cifra, que pueda alcanzar un máximo de 5,6 billones de pesetas si la opción se ejecuta el último día, el 31 de julio de 2003. Todo un avance, teniendo en cuenta que Vodafone compró a BT su participación en mayo a una tasación de Airtel de 1,65 billones. El 5,41% que la constructora tiene en Airtel, por tanto, puede reportarle entre 259.695 y 302.323 millones en efectivo.