Los azulejeros apoyan el proyecto de gas de Iberdrola frente al de Fenosa

Fernando Diago, presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Azulejos y Pavimentos Cerámicos (Ascer), acudió ayer a Madrid a defender el proyecto de Iberdrola de construir una planta de regasificación en el puerto de Castellón de la Plana. Y ello a pesar de que Unión Fenosa tiene ya en marcha un plan similar en Sagunto (Valencia). La decisión sobre su ubicación está en manos de la sociedad pública Encovagas y se espera para primeros de septiembre.

Iberdrola participa con un 25% en el capital de Encovagas, que se constituyó en enero de 2001, junto con la Generalitat Valenciana (30%), Bancaja (15%), la CAM (15%), las cajas rurales (5%) y, en su calidad de principal cliente, la propia Ascer (10%). El 79% del consumo de gas natural se concentra en Castellón, debido a que en esta provincia se aglutina el 94% de la producción del sector cerámico nacional.

Encovagas se hizo eco del proyecto de la regasificadora de Castellón después de que Unión Fenosa diera conocer el suyo en diciembre del año pasado a las autoridades administrativas, con el propósito de concluirlo para 2004. El presidente de la Generalitat, Eduardo Zaplana, apeló en junio al interés general para aprobar el plan de Iberdrola.

El presidente de la patronal azulejera redujo ayer a sólo "unos meses" el posible retraso que supondría decidir ubicar la planta en Castellón para devolver a su estado natural el gas que se transporta licuado en buques metaneros. Un retraso que el consejero delegado de Unión Fenosa, Elías Velasco, considera de "dos o tres años". El hecho de que la ampliación del puerto castellonense esté simplemente en proyecto, frente a la del puerto de Sagunto, que empezará a ejecutarse antes de fin de año, tampoco supone un "obstáculo ni retraso" para Diago.

El presidente de Ascer aseguró: "Necesitamos que esta materia prima esté junto a nosotros, por coherencia energética". Explicó que "el transporte de cada termia (la producción equivalente a un millón de caloría) supone unos 200 millones de pesetas". Diago dio ayer a conocer la inversión estimada para el proyecto de Iberdrola, entre 40.000 y 50.000 millones de pesetas (240-301 millones de euros). La planta saguntina costaría 234 millones de euros (38.934 millones de pesetas).

 

Fuertes protestas

en Ferrol

Sólo tres regasificadoras de gas natural abastecen el consumo nacional: Barcelona, Cartagena y Huelva. Otras dos están en construcción, en Bilbao y Ferrol (A Coruña). Ascer explica su "confianza" en Iberdrola como socio tecnológico por su liderazgo en la planta de Bilbao.

La ubicación de la planta de Ferrol, que patrocina la empresa pública Reganosa -participada por Unión Fenosa, Endesa, Caixa Galicia, Caixanova, Sonatrach y la Xunta de Galicia-, está sujeta a una fuerte polémica. Varios ayuntamientos en el entorno de la ría, partidos políticos, sindicatos y asociaciones de ciudadanos han denunciado el peligro que supone construir la planta a menos de dos kilómetros de la ciudad y, sobre todo, a unos 1.000 metros de la base naval de La Graña y del arsenal militar. De hecho, en 1994 se rechazó esta ubicación para un proyecto similar que presentó entonces Enagas.

Para ello se eligió la zona de Caneliñas, en el exterior de la ría, donde, además, se ha aprobado el proyecto de construir un puerto.

La regasificadora de Ferrol está pendiente del visto bueno del Ministerio de Industria y Energía.