INTERNACIONAL

La débil demanda en EE UU reduce el déficit comercial un 11,4%

El déficit comercial de Estados Unidos cayó en mayo un 11,4% y se situó en 28.300 millones de dólares (5,4 millones de pesetas), el nivel más bajo desde enero de 2000 según informó el Departamento de Comercio.

La desaceleración económica en el país es el gran factor de la caída. Las importaciones registraron una bajada del 2,4%, lideradas por la demanda de bienes de capital, que se contrajo un 5%. La cifra de inversiones fue de 116.000 millones de dólares, la más baja desde febrero de 2000. "La demanda interna no es fuerte, y eso se ha trasladado a una demanda mucho más débil de bienes extranjeros", explicaba ayer un analista de Wall Street.

Por otra parte, las exportaciones se incrementaron un 0,9%, pese a la reducción de la actividad económica en todo el mundo y a la fortaleza del dólar, que encarece los productos estadounidenses.

La apreciación de la moneda ha sido objeto de polémica esta semana en EE UU. Los exportadores exigen al presidente George Bush que aproveche la cumbre del G-8 para "pactar" una depreciación de la moneda. Bush reconoció el miércoles que las exportaciones "se ven golpeadas" por el vigor del dólar, al que los inversores internacionales ven como refugio, dada la incertidumbre mundial. El secretario del Tesoro, Paul O'Neill, tuvo que salir al paso de los rumores y reiterar que su Gobierno "no plantea ningún cambio en la política del dólar fuerte. Bush zanjó ayer la cuestión al señalar que el precio "lo marca el mercado".

La caída de las importaciones de EE UU añade, en definitiva, más sombras al futuro económico mundial. La demanda de productos asiáticos, por ejemplo, cayó un 12,5%, complicando la recuperación de la zona, cuya dependencia del mercado estadounidense es crónica.