Las Bolsas buscan nuevo suelo ante la inhibición de los compradores

¿Hemos visto los mínimos del año en la Bolsa? ¿Ha pasado ya lo peor en los mercados de acciones? ¿Cabe esperar un movimiento de recuperación de precios y volúmenes? La llegada de la Bolsa española a la zona más baja del año no ha logrado despejar estos interrogantes.

No ha cambiado el sentimiento en la Bolsa. Por eso, resulta imposible proyectar tendencias a corto y medio plazo. Para los observadores resulta especialmente preocupante que la zona de mínimos en la que se encuentra el mercado no haya logrado animar a los inversores a tomar posiciones.

La inhibición de los compradores potenciales ha provocado un desplazamiento progresivo de los principales índices hacia la zona de mínimos. Los mercados de acciones se mueven en arenas movedizas y la sensación es que a medida que pasa el tiempo el hundimiento es progresivo y cada vez re-sulta más difícil salir de la ciénaga.

Las Bolsas buscan suelo, que es lo mismo que decir que los mínimos del año muy bien no podrían haberse visto aún en el caso del mercado español. Este es, precisamente, el gran debate que se da de puertas adentro del mercado.

Los analistas muestran opiniones muy enfrentadas. Los más optimistas consideran que las valoraciones actuales ya han recogido el peor de los escenarios posibles. Los pesimistas aluden al deterioro de los resultados empresariales para justificar niveles de los índices más bajos que los actuales.

La presentación de los resultados del primer semestre se convierte, de este modo, en la gran referencia de las Bolsas del mundo para los próximos días, toda vez que los movimientos de los tipos de interés en Estados unidos, que no en Europa, no han tenido impacto positivo.