Allianz confía en que Bruselas no bloquee la OPA sobre el Dresdner

"Estamos relajados y las negociaciones prosiguen". El presidente de Allianz, la mayor aseguradora alemana, se mostraba así convencido de que las autoridades comunitarias de la competencia no van a poner obstáculos a la OPA amistosa que la aseguradora ha lanzado sobre el tercer banco alemán, el Dresdner Bank.

Las dudas al respecto han surgido después de que las autoridades de la competencia de la UE decidieran retrasar 11 días hasta el 20 de julio su fallo sobre la fusión.

Schulte-Noelle espera obtener una "amplia mayoría" de los títulos del Dresdner a través de su oferta de acciones y efectivo a los inversores del Dresdner. Con la absorción de Dresdner Bank, valorada en unos 4,2 billones de pesetas (25.200 millones de euros), Allianz crearía una entidad con una capitalización bursátil de 18,4 billones de pesetas (111.000 millones de euros). Pretende desembarcar de lleno en el mercado de fondos financieros -que en un 70% se distribuye a través de los bancos-, aglutinar bajo un solo techo las considerables comisiones que se manejan en la venta de productos financieros, triplicar la venta de seguros de vida a través del Dresdner Bank en Alemania.

La operación de Allianz conlleva la ruptura de viejas alianzas: la mayor reaseguradora del mundo, Munich Re, se desprenderá de su 40% en la unidad de vida de Allianz por el 13,3% que mantiene la aseguradora en el HypoVereinsbank. Así, Munich Re ampliará su presencia en el segundo banco alemán hasta un 25,5%, el cual, por su parte, logrará un 5% de Ergo, filial de Munich Re.