POLÍTICA

ETA explosiona un coche bomba en el centro de Logroño sin causar víctimas mortales

Un coche bomba estalló a las 6,30 horas de la madrugada de ayer en el centro de Logroño, sin causar víctimas mortales, pero sí cuantiosos daños materiales.

El vehículo, cargado con entre 25 y 40 kilos de dinamita, había sido robado hace unos dos meses en Pau (Francia) y pudo ser trasladado a Logroño por un comando itinerante, según la hipótesis con la que trabajan las fuerzas de Seguridad del Estado.

El coche bomba explosionó en la esquina de las calles Víctor Pradera y Gran Vía y causó abundantes daños en el número 14 de esta última calle, un edificio de 19 plantas llamado Torre de Logroño, en el que además de viviendas hay numerosos despachos profesionales, y en inmuebles colindantes.

Previamente, en la DYA de San Sebastián y en SOS Rioja de Logroño se recibieron cuatro llamadas en las que un comunicante que dijo hablar en nombre de ETA avisó de la colocación del coche bomba, lo que permitió a la policía desalojar la zona en un radio de cerca de 400 metros y evitar así daños personales.

Los servicios de urgencia del Hospital San Millán informaron de que habían atendido a dos heridos leves, uno de ellos con un corte en el brazo que necesitó varios puntos de sutura y otro con traumatismo en un oído.