El grupo ING gana un 11% más gracias a sus filiales de seguros

El grupo bancario holandés ING obtuvo un beneficio neto de 188.182 millones de pesetas (1.131 millones de euros) en el primer trimestre del ejercicio, lo que supone un incremento del 10,5% respecto al mismo periodo del año anterior, según informó ayer la entidad. Las actividades bancarias de ING redujeron su beneficio neto hasta 74.873 millones de pesetas, debido al "descenso de las comisiones por la caída del precio de las acciones y la ralentización de la actividad en los mercados bursátiles a nivel mundial".

En cambio, la rama de seguros incrementó un 29,5% su beneficio neto, que alcanzó los 113.308 millones de pesetas. ING destacó que las aseguradoras estadounidenses ReliaStar y Aetna, adquiridas el año pasado, aportaron un beneficio neto de 25.623 millones de pesetas.

El total del balance de la entidad holandesa ascendía a 31 de marzo de 2001 a 118,91 billones de pesetas, un 29,2% más que en el mismo periodo del año anterior.

El presidente de la entidad, Ewald Kist, se mostró satisfecho de que ING "sea capaz de crecer bajo condiciones de mercado adversas, gracias a la amplia gama de productos". "El crecimiento del 11% del beneficio del grupo debe verse" -dijo Ewald Kist- "en el contexto de una caída mundial del valor de las acciones".